(horizontal-x3)
La firma de consultoría del estratega republicano Corey Lewandowski, ya ha ayudado a conseguir reuniones con el gobierno de Trump. (AP/ Matt Rourke)

Washington - El gobierno de Puerto Rico ha formalizado el contrato con la firma de cabilderos Avenue Strategies, fundada por Corey Lewandowski, quien fue director de campaña del ahora presidente Donald Trump, y ha tenido sus propias polémicas públicas.

El acuerdo con Avenue Strategies es uno de tres contratos de cabildeo otorgados por la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa). Las otras dos empresas cabilderas son el grupo CGCN y Cornerstone Government Affairs, confirmó el director ejecutivo de Prfaa, Carlos Mercader, quien indicó que los contratos y sus detalles -incluido el costo-, se harán públicos en los próximos días.

Los contratos con cabilderos se suman a los por lo menos seis acuerdos con firmas consultoras estadounidenses que asesoran en el tema de reestructuración de la deuda. Los contratos con cuatro de esas firmas suman unos $15 millones.

En el caso de Avenue Strategies, la empresa fue establecida -días después de las elecciones-, por Lewandowski y Barry Bennett, quien fue el director de la campaña presidencial de Ben Carson, ahora secretario de la Vivienda federal (HUD).

Lewandowski destaca en la página de internet de su nueva empresa que fue el jefe de la campaña que llevó a Trump a ganar la candidatura presidencial republicana. Pero, Lewandowski fue cesado en el verano de 2016 cuando Trump caía en las encuestas y tras disputas internas.

La periodista Michelle Fields, entonces reportera de la publicación ultraconservadora Breitbart News, imputó a Lewandowski agredirla -agarrándola por el antebrazo-, en momentos en que ella intentaba entrevistar a Trump durante la campaña presidencial. La denuncia no prosperó.

Lewandowski, como Trump constante crítico de los medios que fiscalizan al ahora presidente de EE.UU., también generó controversias por ser comentarista político de CNN mientras mantenía enlaces con la campaña del entonces magnate de bienes raíces, aún después de ser despedido.

Lewandowski dijo recientemente a Bloomberg que su empresa se centrará en hacer cabildeo en las oficinas del gobierno de Trump, no en el Congreso. La empresa se promueve como una consultora de asuntos políticos y gubernamentales ‘que hace de todo’.

A Bennett y Lewandowski se les unió en febrero Jason Osborne, quien fue estratega de comunicaciones de la campaña de Carson, pero antes sirvió de enlace federal para la Asociación del Rifle (NRA). También es parte de Avenue Ed Brookover, quien trabajó con Carlson y luego conTrump.

El ahora secretario de HUD Carson estuvo en un evento de noviembre de 2015 del entonces precandidato a gobernador Ricardo Rosselló para respaldar la estadidad para Puerto Rico.

Desde enero, Avenue Strategies daba por sentado el contrato con el gobierno de Puerto Rico, que según Mercader fue firmado “recientemente”. La empresa de Lewandowski ya ha ayudado a obtener reuniones con el gobierno de Trump.

La Fortaleza y la Junta de Supervisión Fiscal han tenido diferencias sobre cuándo empezaba la revisión de las decisiones del gobierno de Puerto Rico que implican un impacto fiscal, pero la ley PROMESA establece que la nueva autoridad a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico tiene poder para decidir cualquier contrato.

CGCN es otra firma republicana dedicada a los asuntos gubernamentales y comunicaciones estratégicas. En su página de internet indica que tiene cerca de 40 clientes, incluida Ernst & Young. La firma de contables Ernst & Young ha asesorado a la junta y su trabajo fue impugnado recientemente por el gobierno de Rosselló, antes de la aprobación del plan fiscal.

“Tenemos lazos estrechos con miembros del Congreso, comités de alto nivel y asesores del liderato y un amplio margen de forjadores de opinión”, indica CGCN.

Cuatro de sus principales socios son Steve Clark, Sam Geduldig, Jay Crawford y Mike Nielsen. Geduldig y Crawford trabajaron para el exspeaker John Boehner. Clark tiene experiencia en temas financieros. Crawford tiene experiencia en temas energéticos.

La tercera empresa, Cornerstone Government Affairs, se especializa en temas de gobierno. Hace énfasis en que funciona de manera bipartidista.

Restructuración  

En el tema de restructuración de la deuda, el gobierno de Rosselló ya tenía como consultores en EE.UU. a las firmas Rothschild & Co., Dentons, Dykema Gosset, Cleary Gottlieb, y Bank of America-Merril Lynch.

El acuerdo con Rothschild, de solo tres meses –marzo a junio-, asciende a $6.4 millones. Dentons tiene dos este semestre -uno que comenzó en febrero y otro en marzo-, que suman $6 millones. Con Dykema, hay otro de $1 millón para todo el semestre.

La administración Rosselló, por otro lado, trajo de vuelta a Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, la firma que fue el principal abogado del gobierno de García Padilla en el proceso hacia la restructuración de la deuda.

Durante la campaña eleccionaria y en reuniones con bonistas, según fuentes de este diario, el gobernador y su ahora representante ante la junta federal, Elías Sánchez, aseguró que despediría a Cleary.

A esos efectos, el gobierno canceló a principios de año el contrato de casi $9.2 millones que Cleary firmó el verano pasado con el gobierno de Alejandro García Padilla. Pero, el pasado 7 de marzo, la administración Rosselló volvió a contratarle por $1.6 millones, entre marzo y junio de 2017.

El gobierno de Rosselló tiene en agenda, según fuentes, formalizar un acuerdo con la empresa O’Melveny & Myers, el cual también estaría destinado a la asesoría en el área de la restructuración de la deuda.

En la pasada administración, los contratos con consultores estadounidenses superaron los $200 millones - principalmente por los preparativos hacia la restructuración de la deuda-, pero el gobierno de García Padilla dijo que los pagos fueron decenas de millones de dólares menos.

La reportera Joanisabel González colaboró con esta historia.


💬Ver 0 comentarios