Rivera Guerra (horizontal-x3)
José Luis Rivera Guerra defendió ayer sus acciones durante su turno en el hemiciclo. (David Villafañe)

Tras protagonizar un incidente violento en los predios del Capitolio, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) José Luis Rivera Guerra amaneció hoy, viernes, adolorido, por lo que en horas de la mañana procuró atención médica.

Marilyn Calo, portavoz del representante por Aguadilla y Moca, dijo que el legislador permanecería en su distrito sometiéndose a exámenes médicos, luego que ayer el personal de enfermería en el Capitolio presuntamente lo refirió a hacerse placas y otros análisis.

“Amaneció bien malo, así que, por hoy, en estos momentos no va a estar disponible… Amaneció adolorido”, indicó Calo a periodistas.

Precisó que tenía un “brazo hinchado” y “muchos moretones en el cuerpo”.

Imágenes en vídeo, en medio de la protesta sindical de ayer en el Capitolio, captaron el momento en que Rivera Guerra agredió con el codo derecho a uno de los manifestantes, lo que exacerbó los ánimos en el lugar y provocó que el legislador fuera golpeado posteriormente.

Rivera Guerra fue sacado del área por agentes de la Policía. Luego del incidente, presentó una querella a las autoridades por agresión. Hasta el momento, nadie ha presentado una querella en su contra, confirmó a endi.com Elliot Rivera, oficial de prenda de la Uniformada. 


💬Ver 0 comentarios