La venta de los activos del BGF se utilizará para pagar a bonistas. (horizontal-x3)
La venta de los activos del BGF se utilizará para pagar a bonistas. (Archivo / GFR Media)

Alcaldes populares y novoprogresistas advirtieron ayer que la liquidación del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y la eliminación de la Contribución en Lugar de Impuestos (CELI) en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) podrían representar duros golpes para las finanzas de los municipios con la pérdida de cientos de millones de dólares.

Según trascendió el viernes, el plan de liquidación del BGF contempla que el dinero que se obtenga con la venta de sus activos sería destinado para pagar a bonistas y para satisfacer, en la medida que se pueda, los depósitos en el Banco. Y los municipios tienen más de $300 millones en depósitos congelados en el BGF, precisó el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz. 

La mayor parte de este dinero es producto de los sobrantes de la Contribución Adicional Especial, fondo que se usa para el repago de las deudas municipales. “Esto se añade a los préstamos que le cobra el BGF a los municipios que no han desembolsado aún. Todo esto abona más a la crisis que tienen los municipios", dijo el alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri.

El alcalde novoprogresista de San Sebastián, Javier Jiménez, advirtió que, si eliminan la CELI, los municipios procederán a cobrar las contribuciones que procedan por las operaciones de la AEE en sus pueblos. Rivera Cruz se expresó en similares términos, y recordó que los estimados más recientes proponen que la AEE tendría que desembolsar unos $300 millones más de lo que les sale la electricidad que proveen a los ayuntamientos.


💬Ver 0 comentarios