Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Boricuas van a  primarias en NY (semisquare-x3)
El senador Rubén Díaz, quien representa a los ciudadanos del barrio El Bronx, se disputa su escaño en primarias. (Archivo / GFR Media)

WASHINGTON - Ocho senadores y representantes boricuas demócratas defienden mañana, martes, sus escaños en las primarias legislativas estatales de Nueva York.

Los senadores Martín Malavé Dilán (distrito 18, Brooklyn), Rubén Díaz, padre (32, Bronx), y  Gustavo Rivera (33, Bronx), y los representantes Marcos Crespo (85, Bronx), José Rivera  (78, Bronx),  Carmen Arroyo (84, Bronx), Alice Cancel (65, Manhattan)  y Erik Dilán  (54, Brooklyn) tienen primarias por las candidaturas a la reelección.

Una victoria en primarias, en distritos sólidamente demócratas, prácticamente les garantizaría la reelección en los comicios generales del 8 de noviembre.

El representante Crespo es actualmente el presidente del Partido Demócrata de El Bronx.

Entre los boricuas demócratas, el senador José M. Serrano (distrito 29, Bronx), y los representantes Maritza Dávila (53, Brooklyn) y Félix Ortiz (51, Brooklyn) y Robert Rodriguez (65, Manhattan) van directo a las elecciones generales de noviembre, pues no tuvieron retador.

Tampoco tiene oponente en primarias el senador Peter López (102, Albany), el único republicano de origen boricua en el Senado del estado de Nueva York.

Los 13 legisladores estatales de origen puertorriqueño representan cerca de una tercera parte de todos los funcionarios electos boricuas en el estado de Nueva York.

Aunque para el próximo estudio del Censo federal Florida ya sea el estado con más población boricua,   los datos de la Encuesta de la Comunidad de 2014 reflejaron que entonces residían en Nueva York 1,095,858 personas de origen boricua, unos 90,000 más que en el nuevo epicentro de la ola migratoria boricua.

El estado de Nueva York tiene 63 senadores y 150 representantes en la Cámara baja, cuerpo legislativo que tiene como nombre oficial la Asamblea Estatal.

“El que la tiene más difícil soy yo”, dijo este fin de semana el representante José Rivera, expresidente del Partido Demócrata de El Bronx, quien considera que la oposición a su candidatura a la reelección proviene “de gente de dinero que quiere poner la comunidad nuestra a pelear”.

A Rivera le reta Ischia Bravo, una activista y líder demócrata de El Bronx.

Pero, Rivera sostuvo que de cara a la reelección tiene el respaldo del liderato demócrata, incluido el presidente de la colectividad en el condado, el representante Crespo, y el congresista José Serrano.

Junto a la contienda de Rivera, el analista Angelo Falcón, presidente del Instituto de Política Pública Latina, destaca la primaria entre el senador Rivera y Fernando Cabrera, quien actualmente es concejal.

Cabrera es de padre dominicano y madre puertorriqueña. Tiene el apoyo del senador Rubén Díaz, padre. Para Falcón, la candidatura de Cabrera – quien como Díaz es pastor-, es parte del esfuerzo del senador Díaz “por consolidar poder en El Bronx”.

En el bajo Manhattan, mientras, la representante boricua Alice Cancel – quien ganó el escaño en una elección especial en abril pasado para reemplazar al exspeaker cameral Sheldon Silver, ya convicto por cargos de corrupción-, va a primarias frente a cinco oponentes.

Cancel, según Falcón, es  favorita para ganar la candidatura.

Las primarias de mañana martes también representan el intento del exsenador estatal boricua Hiram Monserrate – quien cumplió 21 meses de cárcel por conspiración y fraude postal-, de regresar a la política electoral. Previamente fue expulsado del Senado de Nueva York tras ser imputado de agredir a su novia, un caso en el que se le halló culpable de un delito menos grave.

Monserrate, quien por su convicción no puede ser candidato a un puesto electivo público, aspira a ser el líder del Partido Demócrata en el distrito 35 de Queens.  


💬Ver 0 comentarios