Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cámara baja aprobó los $296 millones en fondos de Medicaid (horizontal-x3)
La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, consumió un turno en el hemiciclo para respaldar la asignación. (Vanessa Serra Díaz)

Washington – La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles en la tarde (309-118) el ómnibus presupuestario que incluye lo que se espera sea un alivio inicial de $295.9 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico, una asignación que tuvo la oposición del gobierno del presidente Donald Trump.

La legislación pasa ahora al Senado, donde también se prevé su aprobación.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, consumió un turno en el hemiciclo para respaldar la asignación y advertir que es solo poco más de la mitad del dinero que requiere Puerto Rico para mantener el mismo nivel de gastos en Medicaid durante el próximo año fiscal, debido al agotamiento de los cerca de $1,200 millones que ha provisto Obamacare.

“Ahora nos queda conseguir el dinero restante en un vehículo legislativo posterior, que bien pudiera ser el proyecto de reautorización del programa S-CHIP”, dijo González.

Como el director de la Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB), Mick Mulvaney, González defendió el argumento de que los fondos surgen de una asignación no utilizada de la ley Obamacare. “No es dinero nuevo para la Isla”, dijo González, al indicar que el abismo fiscal se debe “a Obamacare”, aunque esa es la legislación que más fondos de Medicaid ha dado en la historia a Puerto Rico.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) ha considerado la asignación para Puerto Rico como una nueva partida que provoca que toda la legislación presupuestaria, que persigue evitar mañana un cierre parcial del gobierno federal, eleve en $249 millones el déficit fiscal federal.

La legislación de Medicaid fue defendida principalmente desde el bando demócrata, pues fue resaltada por la congresista boricua Nydia Velázquez (Nueva York), la portavoz de la minoría, Nancy Pelosi (California), el portavoz adjunto Steny Hoyer (Maryland) y la líder del Comité de Asignaciones, Nita Lowey (Nueva York).

La congresista Velázquez sostuvo que el Congreso no puede desentenderse de la responsabilidad de financiar adecuadamente el sistema de salud de Puerto Rico. 

“Estamos en ésta situación por años de negligencia de parte de Washington. Estamos aquí otra vez tratando de llenar un hueco creado por el trato de segunda clase que se le da a Puerto Rico en Medicaid. La última vez que revise los libros de historia, fueron las tropas de EE.UU. que invadieron a Puerto Rico en 1898. Tenemos una obligación moral”, dijo.

La legisladora federal boricua, además, insistió en que los acreedores deben evadir la tentación de tratar de ir en busca de los fondos como parte del pago de deuda que reclaman al gobierno de Puerto Rico. “Este es un financiamiento dirigido a los puertorriqueños”, sostuvo Velázquez.

A pesar de que su secretario de Salud, Tom Price, indicó en una carta que el sistema de salud de Puerto Rico requería $900 millones de cara a junio de 2018, el presidente Trump criticó la asignación, la cual consideró un “rescate financiero”.

Mulvaney después dijo que no lo era, pues los fondos se obtienen de dinero de Obamacare. Pero, su oficina envió una comunicación al Congreso en la que expresó su desencanto con la asignación, por no requerirse a la misma vez reformas en el sistema de salud de Puerto Rico.

Como Trump, un análisis de la Fundación Heritage – ante la que habló la semana pasada el gobernador Ricardo Rosselló-, también criticó la asignación de fondos para Puerto Rico.

“Puerto Rico y otros territorios de los Estados Unidos ya reciben una porción desproporcionada de todos los gastos federales de bienestar, a pesar de que sus ciudadanos no pagan impuestos federales. Este rescate envía un peligroso mensaje a los gobiernos estatales y locales de que si sus presupuestos se quedan cortos, también podrían recibir Medicaid y otros planes de rescate de bienestar que liberen recursos para mantener niveles de gastos no sustentables”, indicó Rachel Greszler, analista de la Fundación Heritage.

Otras asignaciones 

La comisionada González, mientras, resaltó otras asignaciones que incluye el ómnibus para Puerto Rico, como $2.3 millones para el Estuario de la Bahía de San Juan; $2millones para  propuestas de capacitación y educación en ciencias agrícolas bajo el  Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura (NIFA); $1.46 millones para mejoras al canal de navegación del puerto de San Juan; y  $281,000 al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos para inspección de proyectos completados.

En total, la medida asigna al gobierno federal $1.19 billones (trillions, en inglés), desde el 6 de mayo hasta el 30 de septiembre, cuando termina el año fiscal federal vigente. De los 118 votos en contra de la legislación, 103 fueron republicanos.


💬Ver 0 comentarios