Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El senador Carmelo Ríos y uno de sus donantes, identificado como José R. Barreras, negaron hoy que estén involucrados en un esquema de ‘pago de peaje’ con tal de impulsar legislación para flexibilizar el otorgamiento de permisos para portar armas de fuego.

Reaccionaban a un reportaje publicado hoy en Primera Hora en el que se informa que Barreras dio donativos por más de $3,500 a Ríos y que, a su vez, participó en la redacción de la legislación, cuando supuestamente es cabildero en asuntos de armamento y miembro de la National Riffle Association.

En entrevistas radiales, el legislador y el imputado se defendieron de los señalamientos. Aclararon, además, aspectos de su alegada relación como donante y promotor de derechos de los armeros.

“Falso, falso, falso… La presunción del peaje es falsa. Estamos en año político y hay gente que obviamente lo que están planteando es un asunto político, de credibilidad, a uno de los senadores de mayores productividad en el Senado que dirige una de las comisiones más importantes”, precisó Ríos a NotiUno.

Aceptó que recibe donativos de Barrera, pero explicó que están en ley. Recalcó que todos se han reportado a la Comisión Estatal de Elecciones.

El legislador señaló que no hay irregularidades con que Barreras haya sido su donante y lo ayudara en la redacción de la medida, radicada en febrero pasado.

“José R. Barreras no es cabildero, no está ni certificado como cabildero en el Senado ni tiene armería ni tampoco vende municiones ni se lucra de la venta de armas”, expuso.

Explicó, además, que Barrera solo era parte de un comité que se creó para redactar la medida, porque es “un ciudadano privado que lleva más de 20 años dando la lucha por la segunda enmienda”. Esta enmienda a la Constitución de Estados Unidos reconoce el derecho de los ciudadanos a portar armas.

En entrevista con Radio Isla, Barreras coincidió con Ríos sobre su aportación en la redacción de la medida y su relación.

Insistió en que no tiene armería ni tiene ningún familiar cercano que se relacione a la venta de armas o a polígonos de tiro.

Barrera expuso que desde el 1956 es miembro de la Federación de Tiro y de la asociación mencionada, ya que es practicante del deporte de tiro al blanco. Dijo que su esposa e hijos también practican el deporte. De hecho, dijo que su hijo Eduardo Barreras, quien también es donante Ríos, ha ganado medallas olímpicas en este deporte.

Comentó que su afición al deporte y un alegado discrimen que sufrió su esposa para conseguir una licencia para portar armas fue lo que lo llevó hace 40 años a luchar por el derecho de los ciudadanos a portar armas.

“Busco que se le reconozca el derecho a la gente buena y decente de este país”, precisó.

Asimismo, Barreras aceptó que Ríos no es susenador de distrito. Pero, aún así, le dona desde el 2003.

“Decidí donarle porque representa para mí el ideal de la estadidad. Yo soy estadista y con orgullo lo digo”, sostuvo.

También dijo que desde el 2008 ha abogado por cambios a la ley para flexibilizar el que el ciudadano pueda obtener arma de fuego. 


💬Ver 0 comentarios