Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

senador marco rubio (horizontal-x3)
El senador Marco Rubio es parte del comité bipartidista que buscará ayudar a incentivar la economía local. (AP)

WASHINGTON -     Con los nombramientos de los  republicanos, el liderato del Congreso completó ayer el comité bipartidista que tendrá a su cargo, durante los próximos cinco meses y medio, señalar las iniciativas federales que pudieran ayudar a incentivar la economía de Puerto Rico.

Mitch McConnell (Kentucky), líder de la mayoría republicana del Senado, nombró ayer al grupo de trabajo, creado por medio de la ley PROMESA –pero independiente a la Junta  de Control Fiscal federal que funcionará por encima del Gobierno de Puerto Rico–  a los senadores Orrin Hatch (Utah) y Marco Rubio (Florida).

Mientras, el speaker Paul Ryan (Wisconsin) designó a los congresistas Sean Duffy (Wisconsin) y Tom MacArthur (Nueva Jersey).

Los cuatro tienen relaciones de trabajo  con autoridades de Puerto Rico o sectores industriales de la Isla.

El gran ausente del grupo de trabajo es el único puertorriqueño republicano del Congreso, el congresista por Idaho Raúl Labrador.

Según la ley, el  comité legislativo deberá rendir un informe antes de fin de año sobre posibles iniciativas federales para darle impulso a la economía de Puerto Rico.

La evaluación debe incluir los impedimentos que puedan existir en leyes y normas federales para impulsar el crecimiento económico.

La asignación a los 8  miembros del Congreso agrega como asuntos a estudiar  el “acceso equitativo a programas federales de salud” y propuestas que ayuden a “la creación de empleos, la reducción de la pobreza infantil y atraer inversión a Puerto Rico”.

“La ley PROMESA fue un primer paso importante para ayudar a Puerto Rico a reformar sus operaciones y reestructurar su deuda. Pero, el crecimiento económico y las oportunidades para Puerto Rico y sus ciudadanos son claves si la isla realmente va a prosperar”, indicó McConnell.

Ryan, por su parte, sostuvo que  PROMESA “es simplemente una legislación buena”, que se enorgullece de que sea ley. “Coloca a Puerto Rico en camino a la salud fiscal, y lo hace sin dar un rescate financiero a nombre de los contribuyentes”, agregó.

Los republicanos nombrados a la comisión se unen a los senadores demócratas Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Bill Nelson (Florida).

También  son parte del grupo de trabajo  los puertorriqueños demócratas de la Cámara baja Nydia Velázquez (Nueva York) y Pedro Pierluisi,  comisionado de Puerto Rico residente en Washington.

Hatch es el presidente del Comité de Finanzas y el senador republicano que más se vinculó con los debates sobre la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico. Rubio –como Menéndez, de origen cubano–  representa un  estado en el  que viven un millón de puertorriqueños y suele también estar vinculado a temas de Puerto Rico.

Rubio tiene una  relación particularmente estrecha con los republicanos del Partido Nuevo Progresista (PNP), que le favorecieron en marzo pasado como precandidato a la Casa Blanca en las primarias  de la Isla.

Retos

En su declaración, el senador Hatch –quien ha pedido una investigación al SEC sobre transacciones financieras de la Isla y reclamado al secretario del Tesoro, Jacob Lew, que entregue un supuesto acuerdo de confidencialidad con el Gobierno de Puerto Rico–  sostuvo que la falta de claridad financiera de la isla y “retos fiscales y económicos” presionan la seguridad financiera “del territorio”.

“Mediante el examen de políticas eficaces a favor del crecimiento, estoy seguro de que con la cooperación bipartidista este grupo de trabajo será capaz de identificar un plan viable que ayudará a dar alivios a la gente de Puerto Rico, aumentar el empleo y ayudar a construir una fuerte economía para el futuro”, agregó Hatch.

“La crisis de Puerto Rico es muy severa, y es claro que no solo tendrán que requerir recortes para salir de este enredo, sino que tendrán que buscar la forma de crecer la economía. Aunque muchos de los problemas actuales de Puerto Rico se derivan de un pobre liderato en San Juan, ha habido negligencia de parte de Washington”, indicó, por su parte, el senador Rubio.

Para Rubio, quien anunció recientemente que buscará ser reelegido en noviembre como senador federal por Florida, el Congreso tiene la responsabilidad de “crear las condiciones que incentiven la creación de empleos”.

El congresista MacArthur, quien representa un distrito de Nueva Jersey y entabló una relación de trabajo con la Coalición del Sector Privado, afirmó que “trabajando juntos podemos mejorar las vidas de 3.7 millones de ciudadanos estadounidenses que viven en Puerto Rico”.

A Duffy  los republicanos decidieron dejarle como principal autor de PROMESA, pues fue el primero que presentó en la Cámara de Representantes un proyecto dirigido a establecer una junta federal de control fiscal.

La legislación original de Duffy –distinto a PROMESA– permitía al Gobierno de Puerto Rico ratificar o rechazar la junta, que se creaba a cambio de dar acceso al capítulo 9 de la Ley federal de Quiebras.

El comité bipartidista deberá rendir un informe preliminar  el 15 de septiembre. Pero, el  Congreso está en receso hasta el 6 de septiembre.


💬Ver 0 comentarios