Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Tenemos andado la mitad del camino”, dijo la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, al anunciar el acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso. (horizontal-x3)
“Tenemos andado la mitad del camino”, dijo la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, al anunciar el acuerdo entre la Casa Blanca y el Congreso. (Archivo / GFR Media)

Washington.-  Un acuerdo bipartidista que buscará ratificar esta semana el Congreso garantizaría a Puerto Rico una asignación adicional de $295.9 millones en fondos de Medicaid para el año fiscal boricua 2017-2018 que comienza en julio, cubriendo en parte el abismo fiscal en el sistema de salud.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, anunció anoche el acuerdo, el cual describió como un pronto pago que permitirá al gobierno de Puerto Rico suscribir los contratos con las aseguradoras que proveen servicios al plan Mi Salud, que atiende a 1.4 millones de personas.

“No es todo, pero tenemos la mitad del camino”, dijo a El Nuevo Día la comisionada González, al notificar el monto de un acuerdo entre la Casa Blanca, y los líderes del Senado y la Cámara baja, como parte de un ómnibus presupuestario que se quiere aprobar a más tardar el viernes y financiaría el gobierno federal hasta septiembre, cuando termina este año fiscal federal.

La comisionada González sostuvo que el dinero propuesto permitirá al gobierno de Puerto Rico negociar de inmediato los contratos con las aseguradoras del programa Mi Salud y debe verse como un adelanto en espera de una decisión a largo plazo en la reautorización del plan federal de salud infantil (S-CHIP), prevista para septiembre.

El más reciente estimado de la Administración de Seguros de Salud (ASES) es que el programa Mi Salud tendrá un hueco presupuestario de $532 millones durante el próximo año fiscal debido al agotamiento en diciembre de los fondos de Medicaid que ha provisto la ley Obamacare, que han rondado los $1,200 millones anuales.

Aunque su secretario de Salud de EEUU, Tom Price, recomendó al Congreso una asignación de $900 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico, para cubrir las necesidades de la Isla hasta junio de 2018, el presidente Donald Trump, en medio de una pugna con los demócratas, había descrito esa propuesta como un “rescate financiero” a costa de los contribuyentes de los estados de EEUU.

En su primer tuit sobre el tema, el pasado miércoles en la noche,  el presidente Trump indicó que “los demócratas intentan dar un rescate financiero a las compañías aseguradoras por el desastroso Obamacare y a Puerto Rico, con tus impuestos. Triste”.

Pero, al final, habría aceptado una asignación menor a la propuesta por su secretario de Salud.

Los demócratas habían reclamado una asignación de $900 millones.

Anuncio de asignación de fondos para Medicaid en Puerto Rico

Posted by Jenniffer González Colón on Sunday, April 30, 2017

“La idea original era darnos ese dinero en el S-CHIP ha sido mi idea incluirlos en el ómnibus”, según la  comisionada González.

En una carta que le envió a la comisionada González anoche mismo, el speaker Paul Ryan  le agradeció “el trabajo duro en diseñar el paquete final de asignaciones para el año fiscal 2017” y dijo que esperaba trabajar con ella para que Mi Salud “continúe ofreciendo servicios de cuidado médico de alta calidad”.

El acuerdo bipartidista incluye $1,500 millones para fortalecer la seguridad en la frontera estadounidense con México y $2,000 millones en fondos adicionales para el Instituto Nacional de Salud (NIH) y financiar nuevas investigaciones sobre el cáncer impulsadas por el ex presidente Barack Obama, según la publicación Político.

En medio de los fuertes recortes fiscales y medidas de austeridad que impone una Junta de Supervisión Fiscal a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico, el gobierno boricua ha tenido que buscar alternativas al abismo fiscal que puede causar el fin de los fondos de Medicaid que asignó Obamacare.

Tanto las autoridades de gobierno como el sector privado han temido un colapso del sistema de salud si no se renueva por lo menos una parte significativa de los fondos de Obamacare, que totalizaron $6,400 millones y debieron durar hasta 2019. Los propios requisitos de la ley Obamacare, sin embargo, han incrementado el uso de los fondos de Medicaid en la Isla.

La comisionada González agradeció al speaker Ryan, al senador republicano Marco Rubio (Florida), a la Coalición del Sector Privado y a otros que han presionado a favor de que comenzara a atenderse ahora el abismo fiscal en el sistema de salud.

El pasado viernes, el Congreso aprobó otra resolución de gastos que financió temporalmente el gobierno federal hasta el 5 de mayo. El acuerdo a considerarse esta semana evitaría un cierre parcial del gobierno federal por lo que resta del año fiscal estadounidense.

“Este es un buen acuerdo para el pueblo estadounidense, y saca de la mesa la amenaza de un cierre del gobierno”, dijo el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), al celebrar que la medida excluya fondos para financiar un muro que extienda la verja que existe en zonas de la frontera con México, y al mismo tiempo “aumenta las inversiones en programas de los que depende la clase media, como la investigación médica, la educación y la infraestructura”.

Lee la comunicación federal que recibió Jenniffer González


💬Ver 0 comentarios