La Camára de Representantes tendrá una "sala de meditación" si se aprueba una medida presentada hoy por el representante popular José R. Torres Ramírez.

La Sala de Meditación de la Cámara de Representantes, como se bautizará el espacio, serviría  "como un espacio interdenominacional de reflexión, consejería y meditación para los representantes, empleados de la Cámara de Representantes y ciudadanía en general".

Una de las justificaciones de la medida es que los legisladores, además de las funciones inherentes a su cargo, deben fungir como servidores y trabajadores sociales de la ciudadanía, por lo que terminan drenados.

"Dicha función puede resultar agotadora y genuinamente estresante", se alega en la exposición de motivos de la resolución de la Cámara 522.

"Los trabajos que se realizan en este honroso cuerpo, consumen nuestras energías y provocan estados de tensión y nervios que, en ocasiones, pueden desembocar en situaciones indeseadas como, por ejemplo, discusiones acaloradas, reyertas o agresiones. En la meditación, podríamos encontrar un arma poderosa para evaluar nuestras deficiencias emocionales y físicas, lo cual redunda en un provechoso adelanto para nuestra recuperación", se añade en la pieza legislativa.

Con la creación de esta sala, se restablecería el Cuerpo de Capellanes de la Cámara.