El senador novoprogresista Antonio "El Chuchin" Soto presentó esta tarde su renuncia en medio de investigaciones en su contra.

Soto enfrentaba tres querellas ante la Comisión senatorial de Ética.

La Comisión había pospuesto para este viernes la vista ejecutiva en la que el senador se defendería de las acusaciones.

El cambio de fecha surgió a petición de Soto, quien envió una carta a la Comisión solicitando más tiempo para recopilar información necesaria antes de presentarse a la vista.

A Soto, senador por el distrito de Guayama, se le imputa haber mostrado una conducta antiética al declarar públicamente que le regalaron un lujoso automóvil marca Bentley.

En otra querella, el comisionado electoral del Partido Nuevo Progresista, Héctor Morales, solicita a la Comisión de Ética que investigue supuestas irregularidades en los informes financieros que Soto sometió ante el Departamento de Hacienda y la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), en torno a los ingresos y gastos de su campaña.  

Reacciona García Padilla

Por su parte, el senador popular Alejandro García Padilla destacó que la renuncia del senador novoprogresista es un reflejo negativo de la actual administración.

“Este último caso demuestra nuevamente como el Gobernador y el partido del gobierno han promovido una cultura en la que el interés personal va en contra de los intereses de la gente”, acusó el candidato a la gobernación del Partido Popular Democrático.

 

“Compete ahora que se lleve hasta sus últimas consecuencias una investigación seria sobre los hechos que rodean esta renuncia, para que éste no sea otro caso más que quede impune", aseguró.