Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Senado confirma el nombramiento de Héctor Pesquera (horizontal-x3)
El historial de Pesquera con el independentismo también fue objeto de crítica por Dalmau, al igual que su relación con la Junta de Supervisión Fiscal. (Luis Alcalá del Olmo)

El Senado de Puerto Rico confirmó hoy a Héctor Pesquera como secretario del Departamento de Seguridad Pública.

Con la delegación de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) a su favor, y el resto del hemiciclo en su contra, Pesquera pasará a dirigir la recién creada agencia sombrilla.

De acuerdo con el informe positivo de la Comisión de Nombramientos, presidida por el senador Thomas Rivera Schatz, Pesquera cuenta con la experiencia y las calificaciones para liderar la nueva agencia. Dicho informe también hizo constar el apoyo de los gremios policíacos y de funcionarios federales como Rosa Emilia Rodriguez, Jefa de Fiscalía Federal en Puerto Rico y el Juez Federal José A Fusté.

Por su parte, el senador Carmelo Ríos, expresó su apoyo al nombramiento, y resaltó las cualificaciones profesionales del exsuperintendente. “El nombramiento de Pesquera ya está probo, no es una persona nueva, lleva mucho tiempo”, sostuvo. Además, resaltó el apoyo de los gremios policíacos al nombramiento. 

Sin embargo, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, expresó su oposición a la designación de Pesquera, aduciendo a la falta de capacidad y temperamento del recién nombrado para manejar la cartera de agencias asignada.  

“Pesquera ha demostrado carecer del temperamento necesario para manejar una agencia de seguridad, particularmente cuando en expresiones recientes ha categorizado como prioridad el ser guardaespaldas de la política pública del gobierno”, puntualizó. 

Durante la incumbencia de Pesquera como superintendente de la Policía, dicha agencia fue objeto de demandas a nivel estatal y federal por eventos relacionados al manejo de la fuerza al momento de intervenir en manifestaciones y protestas ciudadanas. Estas acciones legales, incluida una incoada por el Departamento de Justicia Federal, dieron paso a una reforma de la policía y a la designación de un monitor federal para velar por el cumplimiento de la misma. 

El historial de Pesquera con el independentismo también fue objeto de crítica por Dalmau, al igual que su relación con la Junta de Supervisión Fiscal. Sobre este particular Dalmau declaró que Pesquera “vino con un ánimo prejuiciado, no viene a ser el director de seguridad del País, sino el guardaespaldas de la política pública de la Junta de Control Fiscal y quien la está ejecutando que es el gobierno de turno", concluyó.

Por su parte, el portavoz de la minoría popular en el Senado, Eduardo Bhatia, lanzó interrogantes sobre el manejo de Pesquera de los pleitos iniciados contra la Policía por la ACLU y el Departamento de Justicia y su capacidad para manejar la criminalidad en el País mientras estuvo a cargo de dicha agencia.

“Tenemos unas grandes preguntas que tienen que ver con el desempeño de él como superintendente. No solo aumentó la criminalidad, sino que, bajo su mandato, se demandó a la Policía de Puerto Rico, ACLU y Departamento de Justicia Federal”, sostuvo.

Bhatia también criticó que no se celebrara una vista pública para interrogar al designado y expresó su preocupación con el impacto que podría tener el nombramiento sobre la Reforma de la Policía. 

Ante las críticas presentadas por la minoría popular, el senador Ríos recordó que Pesquera fungió como superintendente de la Policía durante un año bajo la administración del exgobernador Alejandro García Padilla. Expresó además que en el cuatrenio pasado se realizaron varios nombramientos de alto perfil sin celebrar vistas públicas entre los que destacó el nombramiento de la actual Juez Presidente del Tribunal Supremo, Maite Oronoz. 

El sueldo que devengará Pesquera también sigue siendo objeto de debate. Sin embargo, Ríos recordó que el Senado no se encarga de imponer escalas salariales, sino de servir su función de consejo y consentimiento. Recae en la administración del gobernador Ricardo Rosselló asignar un salario para Pesquera, quien bajo el gobierno de Luis Fortuño, devengó $200 mil anuales.


💬Ver 0 comentarios