El Senado estudia bajar el precio de las medicinas (horizontal-x3)
Algunos sectores mostraron reparos con la medida para fiscalizar el precio de las medicinas. (Archivo/GFR Media)

Representantes de varias agencias y organizaciones de salud avalaron con reservas ayer una medida de administración (Proyecto del Senado 371) que propone abaratar los precios de las medicinas a través de la creación de la “Ley de Transparencia en los Costos de los Medicamentos”.

El proyecto -que también se discutió ayer en una  vista pública de la Cámara de Representantes- busca que las empresas manufactureras de medicamentos genéricos rindan informes anuales con los datos utilizados para fijar el precio de sus medicinas. 

El primer reparo que levantaron los representantes del gobierno que comparecieron ayer a una vista pública de la Comisión de Salud del Senado, así como del senador independiente José Vargas Vidot, es que la medida propone excluir medicamentos de marca, u originales, de esos informes de rendición de cuentas.  

Otro reparo tiene que ver con la falta de jurisdicción del gobierno para exigir estos informes  a plantas manufactureras ubicadas en Asia, India y Estados Unidos.  

“Estos (manufactureros) llegan a nuestros mercados a través de la droguería, que en ocasiones logra negociaciones mediante intermediarios y manufactureros sobre los cuales Puerto Rico no tiene ninguna jurisdicción”, indicó el doctor Israel Ayala en representación de la Administración de Servicios Médicos (ASEM).

Errores de medicación

Lydia Santiago, de la Secretaría Auxiliar para Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud, lamentó la falta de garras de la medida para cuestionar a manufactureros y administradores de beneficios de farmacia sobre    las fórmulas que usan para imponer precios sobre los medicamentos.

“Estamos notando muchos errores de medicación y de falta de adherencia, especialmente en la población de (adultos) mayores”, agregó.

En la vista pública, se levantó ayer  el cuestionamiento de si será el Departamento de Salud o el de Asuntos del Consumidor (DACO) el encargado de hacer que las agencias manufactureras de medicamentos  cumplan con la radicación de informes anuales.  Se cuestionó también cuáles serían las consecuencias para las manufactureras una vez se analicen sus informes. 

El licenciado Pedro Bello,  del DACO, reiteró que, a pesar de que la agencia ha sentido los efectos de los recortes gubernamentales, es el cuerpo que debería estar a cargo de la regulación en los costos de los medicamentos. Recalcó que el DACO tiene el control de precios sobre 47 medicamentos de marca y 36 genéricos.

No hay querellas

A pesar de las denuncias de cómo el alza en los medicamentos ha afectado a pacientes,  ayer trascendió que ni en el DACO ni en la Oficina del Comisionado de Seguros hay querellas sobre este particular.

Milagros Soto, de la Administración de Seguros de Salud (ASES), anticipó que, bajo el nuevo modelo de salud que proyectan iniciar en  julio de 2018, secrearía un sistema híbrido que le permitiría al gobierno adquirir medicamentos directamente a las manufactureras en una movida para abaratar costos. 


💬Ver 0 comentarios