Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La representante popular, Carmen Yulín Cruz, reiteró hoy su rechazo al proyecto del gasoducto.

En un parte de prensa, Cruz indicó que "el rechazo del País al gasoducto ha sido contundente. El primero de mayo de 2010 hubo una Asamblea de Pueblo en donde colectivamente se manifestó ese rechazo al gasoducto. Diversas organizaciones ambientales, cívicas y comunitarias como Casa Pueblo y ciudadanos en Cataño y Toa Baja, se han opuesto contundentemente, una y otra vez, a lo que ya conocemos como el tubo de la muerte”.

Según Cruz, el impacto que causaría este proyecto va más allá de lo ambiental. La legisladora opinó que  se trata del daño social, de desgarrar comunidades a través de expropiaciones que sólo persiguen abrirle paso a “los amigos del gobernador con millones de dólares en contratos”.

“El gobierno de Fortuño miente y exagera sobre el alegado ahorro en la factura de energía eléctrica con el gasoducto. No hay razón para el mismo.

Recordemos que el ingeniero Miguel Cordero le dijo al País que se podía llevar gas directamente a algunas instalaciones de la AEE sin tener que hacer el gasoducto”, recordó la representante roja.

Asimismo, Cruz denunció que  “Fortuño no responde a los intereses el País, responde a los intereses las cuentas bancarias de sus amigos”.

“La cancelación de este peligroso gasoducto debe ser inmediata e inequívoca, porque así lo quiere la mayoría del pueblo. Mi oposición es completa y total y junto a los miles de puertorriqueños que han estado dando esta batalla, continuaré participando en las protestas y en la desobediencia civil, de ser necesario. El gobernador Luis Fortuño y su gobierno deben saber que Puerto Rico no está a la venta", concluyó.


💬Ver 0 comentarios