El exalcalde del Vega Baja Iván Hernández González fue imputado ayer de tres cargos de corrupción, informaron hoy el panel del Fiscal Especial Independiente. 

Contra Hernández González se sometió un cargo por uso de instalaciones públicas para su beneficio personal (Art. 255 Código

Penal, 2004) y otros dos cargos por violaciones a la Ley de Ética Gubernamental (Art. 4.2 incisos (b) y (m), informó el panel en declaraciones escritas. 

Las denuncias de los FEI Iris Meléndez y Ramón Mendoza apuntan a que el ex ejecutivo municipal utilizó ilegalmente, para su beneficio y el del Partido Nuevo Progresista, el salón de conferencias ubicado en la alcaldía de Vega Baja en horas laborables. Allí realizó una reunión en la que exigió a empleados públicos aportaciones económicas a su campaña. 

Durante la investigación preliminar del Departamento de Justicia, que terminó con el referido al FEI, trascendió que Hernández “amenazó y profirió improperios” a los funcionarios de confianza del Municipio “por su poca participación en las actividades político-partidistas, y su pobre cumplimiento con la cuota (económica) establecida durante el mes de enero de 2012”, según leía el informe de la pesquisa. Una de estas instancias quedó grabada en un audio que se le atribuye a Hernández y en el que se le escucha proferir palabras soeces e instar en repetidas ocasiones a sus subalternos a asistir a los eventos partidistas. El audio está disponible en YouTube. 

El FEI también le imputó a Hernández imponer el pago de cuotas a varios funcionarios municipales, según el salario que devengaba cada cual. 

Ayer, el juez Rafael Villafañe Riera determinó causa para arresto en todos los cargos imputados y le impuso fianza de $1,000 por cada cargo.  La vista preliminar quedó pautada para el 23 de octubre. 

Hernández González compareció a la oficina del FEI esta mañana para ser fichado. 

No es el primer alcalde de ese municipio norteño que enfrenta la justicia por actos de corrupción. El exalcalde Edgar Santana cumple una sentencia de 18 años de prisión.