“Los alcaldes están aquí hoy y van a tener que luchar para mantener los recursos necesarios para mantener los servicios esenciales a la ciudadanía
“Los alcaldes están aquí hoy y van a tener que luchar para mantener los recursos necesarios para mantener los servicios esenciales a la ciudadanía", dijo Ferrer. (GFR Media)

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, sostuvo que hoy “no es un día para celebrar” y advirtió que, de ahora en adelante comienza una “lucha” para mantener en pie los servicios esenciales para el País. 

Asimismo, adelantó que su colectividad comenzará trabajos para aportar medidas legislativas que remedien, de alguna forma, la crisis fiscal, generen ingresos nuevos, abonen a pagar la deuda y a mantener los servicios esenciales para el pueblo.

“El día de hoy no es un día para celebrar. Muy parecido a cuando se presentó el plan fiscal a la Junta. Es un día muy parecido. No hay nada que celebrar”, dijo Ferrer en conferencia de prensa en la sede del PPD, en Puerta de Tierra.

“El PPD no se va a quedar de brazos cruzados. Se ha nombrado un grupo de trabajo dentro de las delegaciones para presentar propuestas concretas para llevarlas a la Legislatura como proyecto de las delegaciones. Los alcaldes harán lo propio con sus homólogos en las reuniones que tienen pautadas”, adelantó.

En un tono pausado, el presidente de la Pava y exrepresentante, catalogó la decisión del gobierno de acogerse al Título III de la ley federal PROMESA como “el comienzo de un proceso, un camino difícil y sacrificado para el País”.

Ferrer estuvo acompañado de la Conferencia Legislativa del PPD y de los alcaldes populares que se reunieron previamente en la sede de la Asociación de Alcaldes, contigua a la sede del PPD.

“Los alcaldes están aquí hoy y van a tener que luchar para mantener los recursos necesarios para mantener los servicios esenciales a la ciudadanía. Van a tener que tomar acciones específicas para poder defender cada centavo dirigido a dar estos servicios del pueblo de Puerto Rico”, afirmó Ferrer.

De hecho, el secretario del PPD y alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, auguró que, al menos, 40 municipios -populares y penepés- se verán afectados por la falta de fondos. Precisó que por semanas los alcaldes han sostenido reuniones, pero no han llegado a acuerdos. Esas reuniones se retoman próximamente, dijo el alcalde.

“Nadie quiere imponerle al pueblo ni lo quiere hacer ni el gobernador ni mucho menos los alcaldes”, indicó Delgado Altieri. 

Ferrer arremetió contra el gobernador Ricardo Rosselló porque durante la campaña eleccionaria mantuvo el discurso de que la deuda de Puerto Rico se podía pagar y luego cambió de postura.

“Lamentablemente el gobernador tuvo que dejar a un lado su discurso proselitario de campaña. Hace un año atrás decía que el asunto de atender la crisis fiscal y la deuda era un asunto de credibilidad y de buena fe. Fracasó el gobernador en ese asunto”, sentenció Ferrer.

Rosselló dijo al anunciar su decisión que cuando estuvo en campaña desconocía que el déficit sobrepasada los $7,000 millones.

Ferrer recordó que mientras Rosselló estuvo en campaña cabildeó en Washington en contra de un proceso de quiebra para Puerto Rico.

Por su parte, el portavoz del PPD en el Senado, Eduardo Bhatia, dijo que el proceso al que se encamina Puerto Rico no es uno fácil y exige de transparencia y credibilidad.

“Para salir de la quiebra hay que tener credibilidad y el gobernador lamentablemente no tiene credibilidad”, apuntó.

“Nosotros hicimos el trabajo que había que hacer y pagamos el sacrificio político por tomar las medidas que se debían tomar. Hay una crisis de transparencia bien profunda”, agregó tras deplorar el que el gobierno aún no haga público el borrador del presupuesto presentado ante la Junta de Supervisión Fiscal.  


💬Ver 0 comentarios