Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Es inaudito que la superintendente permita que una de las tres ramas del gobierno de Puerto Rico sea secuestrada en su lugar de trabajo
“Es inaudito que la superintendente permita que una de las tres ramas del gobierno de Puerto Rico sea secuestrada en su lugar de trabajo", dijo Rodríguez Aguiló.(GFR Media)

El portavoz de la mayoría en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, exigió esta tarde la renuncia inmediata de la superintendente de la Policía, Michelle Hernández Fraley, al alegar que la funcionaria permitió el secuestro de empleados y legisladores en el propio Capitolio.

“Es inaudito que la superintendente permita que una de las tres ramas del gobierno de Puerto Rico sea secuestrada en su lugar de trabajo, no tan solo por impedir el libre acceso, sino por la restricción de la libertad y el libre movimiento de los que laboramos en el Capitolio”, expresó Rodríguez Aguiló en declaraciones escritas.

La Policía no ha reaccionado a las expresiones del legislador.

Rodríguez Aguiló no es el único representante novoprogresista molesto con la Policía. El también representante, Nelson Del Valle, increpó a personal de la División de Operaciones Tácticas cuando, entre una lluvia de botellazos, logró entrar al Capitolio esta tarde por la entrada lateral de la Cámara.

"¿Cuándo van a intervenir ustedes?", cuestionó furioso Del Valle a los agentes.

Según Rodríguez Aguiló, el personal policiaco en el Capitolio, que incluye a la División de Operaciones Tácticas y el teniente coronel Juan Cáceres, director del área policiaca de San Juan, no han recibido “instrucciones precisas” y reflejan “falta de control”.

A juicio, ese cuadro coloca en peligro a ciudadanos, empleados, legisladores y los propios policías.

“El comportamiento de la superintendente Hernández se distancia de lo que el pueblo de Puerto Rico necesita en momentos difíciles, que es un gobierno en control, capaz de actuar asertivamente, acorde con la ley. Esto no es, ni puede ser una anarquía. Somos un pueblo de ley y orden”, agregó el portavoz de la mayoría novoprogresista.

Rodríguez Aguiló hizo alusión a como un grupo de sus correligionarios estuvo atrapado en el anexo de la Cámara, impedidos de poder entrar al Capitolio mientras un grupo de manifestantes bloqueaba las entradas y salidas. Al entrar el grupo fue atacado con objetos por los manifestantes.

“La Policía de Puerto Rico está para poner orden y proteger la vida y propiedad de los ciudadanos. La ausencia de dirección a los oficiales destacados en el Capitolio y los que han intervenido en las manifestaciones de los pasados días claramente evidencia una violación al reglamento que rige a la Policía de Puerto Rico”, finalizó.


💬Ver 0 comentarios