Imagen de archivo del 5 de noviembre del 2015 de una manifestante durante la marcha “Unidos por la Salud”, que urgía al Congreso evitar recortes millonarios a los fondos federales de Medicare y Medicaid en la Isla. (semisquare-x3)
Imagen de archivo del 5 de noviembre del 2015 de una manifestante durante la marcha “Unidos por la Salud”, que urgía al Congreso evitar recortes millonarios a los fondos federales de Medicare y Medicaid en la Isla. (Ramón Tonito Zayas)

WASHINGTON.-  La más influyente coalición de grupos latinos en Estados Unidos – la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA)-, reclamó este fin de semana al liderato del Congreso evitar agudizar la crisis fiscal de Puerto Rico y asignar esta semana $900 millones en fondos de Medicaid que estén disponibles para el año fiscal puertorriqueño 2017-2018.

En una carta, el presidente de NHLA, Héctor Sánchez,  solicitó al Congreso que con urgencia otorgue los $900 millones como un puente financiero para año fiscal puertorriqueño que inicia en julio, pero que también, como recomendó un grupo bipartidista en diciembre pasado, busque una solución “equitativa y sostenible fiscalmente” para cumplir con las necesidades del sistema de cuidado de salud de Puerto Rico.

Una petición similar fue hecha también por la Agenda Nacional Puertorriqueña, que se convierte en la nueva coalición de la diáspora boricua en Estados Unidos.

“Sin este financiamiento que sirva de puente financiero, Puerto Rico se enfrentará a un abismo fiscal en Medicaid que tendrá consecuencias devastadoras para su gente”, indicó Sánchez, el presidente de la NHLA, en la carta enviada el viernes al speaker Paul Ryan, al líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y a los portavoces demócratas en el Senado, Charles Schumer, y en la Cámara baja, Nancy Pelosi.

Sánchez calculó que medio millón de personas pueden quedar sin seguro médico al terminar el año, si no se llena el hueco presupuestario que deja el agotamiento de cerca de $1,200 millones anuales en fondos del programa Medicaid que ha provisto la ley Obamacare.

La NHLA representa medio centenar de organizaciones hispanas, entre ellas el Concilio La Raza, el Instituto del Caucus Hispano del Congreso, Latino Justice, la Cámara de Comercio Hispana de EEUU, ASPIRA y la Asociación de Abogados Hispanos de Estados Unidos.

Las autoridades de la Isla y la industria de la salud, con el respaldo de legisladores federales, impulsan que el Congreso incluya en un ómnibus presupuestario que se quiere aprobar esta semana una asignación de entre $562 millones y $900 millones para mitigar el agotamiento a finales de año de los fondos que asignó Obamacare.

Aunque el secretario de Salud de Estados Unidos, Tom Price, envió una carta de respaldo a una asignación de $900 millones para cumplir con las necesidades del sistema de salud de Puerto Rico hasta junio de 2018, el presidente Donald Trump se ha encargado, a fuerza de tuits y en una entrevista con Reuters, de tratar de bloquear una asignación que describe como un “rescate financiero”, una caracterización que levanta una bandera roja entre los conservadores republicanos.

Trump atribuye los esfuerzos a favor de Puerto Rico a los demócratas.

En diciembre, el Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico – creado por la misma ley PROMESA que impuso una junta que ahora controla las decisiones financieras del gobierno puertorriqueño-, recomendó atender el precipicio fiscal que representa para el sistema de salud de Puerto Rico el agotamiento de los fondos de Medicaid que asignó Obamacare, que sumaron $6,400 millones y han estado disponibles desde el año fiscal 2011.

Al terminarse esos fondos, en algún momento de finales de 2017, “la industria de servicios de salud en Puerto Rico, que representa cerca del 20% de la economía puertorriqueña, se contraerá” y el éxodo boricua se acelerará, colocando más peso sobre presupuestos en EEUU, señaló Nilda Iris Ruiz, presidenta de la Agenda Nacional Puertorriqueña, que envió cartas separadas al liderato del Congreso.

Legisladores hispanos

Mientras, el Caucus Hispano de Legisladores Estatales Hispanos apoyó las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico, con el objetivo de que se atienda con urgencia el abismo fiscal en el sistema de salud de la Isla.

También destacó que el Grupo de Trabajo recomendó que "el financiamiento federal de los programas de Medicaid en Puerto Rico y  los otros territorios, esté más cercano al tamaño y las necesidades de la población de bajos recursos económicos del territorio".


💬Ver 0 comentarios