Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

jenniffer gonzález (horizontal-x3)
La respuesta por Twitter de la comisionada estuvo más en sintonía con las críticas del Grand Old Party (GOP) a la ley Obamacare. (Archivo GFR Media)

Washington - Como a otros, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, afirmó hoy que le ofendieron los tuits del presidente de Estados Unidos, DonaldTrump, que describieron una posible asignación de Medicaid a Puerto Rico como un “rescate financiero”.

Pero, González dijo que prefiere centrarse en mantener la presión en el Congreso a favor de un posible acuerdo que otorgaría a Puerto Rico, por medio de un ómnibus presupuestario que espera se apruebe la semana próxima, unos $582 millones adicionales en fondos de Medicaid para el año fiscal puertorriqueño 2017-2018.

“Puerto Rico ha caído en una batalla política”, sostuvo González, al indicar que, en el caso de la Isla, existe una pugna en el Congreso entre republicanos y demócratas por quién debe tener el crédito de conseguir los fondos de Medicaid que permitan mitigar durante el próximo año fiscal el agotamiento de las asignaciones para ese programa en Puerto Rico que ha hecho durante los últimos años la ley Obamacare.

González considera que los tuits del presidente Trump  integraron el debate sobre Puerto Rico al enojo de la Casa Blanca con el reclamo de los demócratas del Congreso para que una próxima resolución presupuestaria incluya cerca de $7,000 millones en subsidios relacionados al programa Obamacare.

La respuesta por Twitter de la comisionada González, presidenta de los republicanos de la Isla, estuvo más en sintonía con las críticas del Grand Old Party (GOP) a la ley Obamacare.

“Las fallas de Obamacare causan dolor a ciudadanos estadounidenses que viven en Puerto Rico. Mientras trabaja para hacer a EE.UU. otra vez grandioso para TODOS los estadounidenses, los veteranos puertorriqueños se lo agradecerán. Gracias”, indicó la comisionada.

En el tuit de anoche, el presidente Trump indicó que “los demócratas intentan dar un rescate financiero a las compañías aseguradoras por el desastroso Obamacare y a Puerto Rico, con tus impuestos. Triste”.

Las expresiones de Trump complicaron el panorama para la Isla después de que se conociera que por medio de congresistas republicanos, grupo de bonistas intentan lograr un quid pro quo que condicione una nueva asignación de Medicaid a que se aplace la entrada en vigor del título III de la ley PROMESA, el apartado que permite al gobierno de Puerto Rico solicitar un procedimiento de quiebras para sus emisores de deuda.

Otra propuesta que se baraja va dirigida a reclamar que la Oficina de Contraloría General (GAO) certifique que la Junta de Supervisión Fiscal a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico cumple con la ley PROMESA.

El gobernador Ricardo Rosselló respondió anoche a Trump que “los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico se merecen ser tratados justamente”.  “La salud y los derechos civiles no son asuntos partidistas”, indicó Rosselló, quien ha tenido como cabildero a la empresa de Corey Lewandowski, quien dirigió la campaña de Trump durante unos meses. 

Su secretario de la gobernación, William Villafañe, dijo a Radio Isla que por el secretario de Salud de EE.UU., Tom Price, haber respaldado una asignación de hasta $900 millones en Medicaid para el próximo año fiscal, el presidente Trump es “una voz en el desierto”.

Mientras, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, respondió a Trump: “En serio. Nosotros no los invadimos. Ustedes nos invadieron. Asuman su responsabilidad”.


💬Ver 0 comentarios