Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

oscar lopez (horizontal-x3)
La organización aprobó una resolución durante su más reciente reunión, el pasado fin de semana en Memphis, Tenesí. (Archivo/GFR)

Washington - La Juventud Demócrata de Estados Unidos solicitó al presidente Barack Obama que excarcele al prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, quien desde hace más de cinco años espera por una respuesta a su solicitud de clemencia.

La organización aprobó una resolución durante su más reciente reunión, el pasado fin de semana en Memphis, Tenesí.

“Nos unimos a la batalla en que cientos de demócratas, independientes y promotores de los derechos humanos requieren al presidente Obama utilizar sus poderes ejecutivos para indultar al prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera”, indica la resolución del grupo, aprobada el pasado día 11.

La resolución sería enviada al presidente Obama y a la presidencia del Partido Demócrata de EE.UU.

Mientras, el portavoz del grupo Puertorriqueños en Acción Ciudadana (PUA), Manuel Rivera, también emitió una declaración a favor de que el presidente Obama indulte a López Rivera, quien lleva 35 años y medio en cárceles estadounidenses tras ser convicto de conspiración sediciosa debido a sus vínculos con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

“Únanse a la ofensiva final”, indicó Rivera, en un vídeo en el que recuerda que a partir de mañana cada viernes el comité pro excarcelación de López Rivera quiere que los ciudadanos llamen por teléfono a la Casa Blanca y al Departamento de Justicia para reclamar la liberación del prisionero independentista.

También han exhortado a tuitear a las cuentas del presidente de EE.UU. (@POTUS y @BarackObama) para que tome una decisión antes de dejar la Casa Blanca el 20 de enero.

Mientras, Phillip Arroyo, portavoz de la Coalición Justicia para Puerto Rico envió una carta al presidente Obama en la que le recuerda que la encarcelación de López Rivera, de 73 años, está fundamentada en el “vergonzoso” dilema político de la relación colonial de la Isla.

“Ya es hora de que Oscar sea liberado”, indicó Arroyo, quien reside en Orlando y fue becario en la oficina del vicepresidente Joseph Biden, en su misiva.

Ayer, la Casa Blanca reafirmó que el caso de López Rivera sigue pendiente ante la Oficina de Indultos del Departamento de Justicia de EE.UU.

La afirmación es parte de la respuesta ofrecida a más de 108,000 personas que firmaron una solicitud de internet del programa de la Casa Blanca “We the People”, por el cual ciudadanos pueden hacer peticiones al presidente de Estados Unidos.

La respuesta de la Casa Blanca indica que el presidente de EE.UU. no responde públicamente a peticiones de indulto individuales y exhortaron también a los firmantes a someter cualquier comentario ante la Oficina de Indultos del Departamento de Justicia estadounidense.


💬Ver 0 comentarios