Se estima que los ingresos anuales que llegarán a Hacienda por concepto del IVU en compras hechas a comercios fuero de la Isla alcanzarán los $44 millones. (horizontal-x3)
Se estima que los ingresos anuales que llegarán a Hacienda por concepto del IVU en compras hechas a comercios fuero de la Isla alcanzarán los $44 millones. (Archivo / GFR Media)

La Cámara de Representantes le dio paso hoy, lunes, al Proyecto de la Cámara 849 que le otorga al Departamento de Hacienda las herramientas necesarias para cobrar el Impuesto de Ventas y Usos (IVU) en compras por Internet a empresas sin presencia física en la Isla.

La legislación explicó el representante Antonio Soto, presidente de la Comisión de Hacienda, viabiliza que se le hagan requerimientos de información a las empresas que venden por Internet pero no tienen presencia física en la Isla.  La medida establece un proceso de notificaciones a la compañía, dijo.

En esa primera requisición -que se haría en el momento de la transacción- la empresa tendría que notificarle al cliente que la mercancía que está comprando está sujeta a tributación en Puerto Rico, por lo que deberían de pagar esa tributación.

El segundo paso implicaría que la empresa someta informes trimestrales al Departamento de Hacienda con la información de las personas a las que les han vendido, cuáles fueron los conceptos y la cantidad de la venta. El tercer paso es una notificación anual al consumidor de todos los productos adquiridos a través de los diversos portales.

Estos requerimientos serían a empresas sin presencia física en la Isla. No le aplicaría tampoco a aquellas empresas que no están establecidas localmente y decidan de forma voluntaria establecer un acuerdo con Hacienda para convertirte en un “agente retenedor”.

Las empresas que tienen presencia física en la Isla y portal de Internet ya cobran y remiten el IVU.

Entre los cambios a la medida, indicó Soto, está el que se estaría cobrando la totalidad del IVU (11.5%), incluyendo la partida municipal.  “Hacienda sería el que recibiría el dinero y lo remitiría al Municipio por el destino de entrega de la mercancía, así que eso le va a subir los ingresos a los Municipios”, señaló Soto.

Durante el proceso de vistas públicas, la medida contó con el respaldo de la Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños (ACCP), la Cámara de Comercio, el Centro Unido de Detallistas (CUD) y la Asociación de Comercio al Detal de Puerto Rico por entender que la misma estabilizaría la economía de los pequeños y medianos empresarios locales y, a su vez, allegaría nuevos ingresos a Hacienda. 

Aunque en un inicio se estimó en entre $35 a $55 millones los ingresos anuales que allegarían a Hacienda por concepto del IVU en compras hechas a comercios fuera de la Isla, Soto indicó que la cifra que se sometió en el plan fiscal fue de $44 millones.

La medida contó con la oposición de las minorías. “Quienes compran en Internet son aquellos que no consiguen productos en Puerto Rico, que por nuestra condición de Isla tenemos que buscar recursos o productos a los Estados Unidos…”, expresó el representante popular Jesús Santa.

“La mejor forma de uno poder tener una captura de este impuesto es que el gobierno federal…genere alguna legislación para poder controlar lo que es la venta por internet en todos los estados y territorios de la nación”, agregó.

Actualmente, se supone que los ciudadanos declaren de forma voluntaria cuánta mercancía compran por internet y remitan el pago correspondiente a Hacienda. La dependencia, no obstante, carece de las herramientas para asegurar ese ingreso. 

“Típicamente, toda la mercancía tangible que se adquiera o venda en Puerto Rico es mercancía tributable”, insistió Soto.

La medida pasará ahora a la consideración del Senado.


💬Ver 0 comentarios