Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado, junto a Carlos
Carlos "Johnny" Méndez saluda al legislador José Rivera Guerra. (David Villafañe)

Tras más de tres horas de discusión parlamentaria, la Cámara  de Representantes  aprobó cerca de las 7:10 p.m. el Proyecto de la Cámara 938 que trastoca los derechos adquiridos de la clase trabajadora del Gobierno. La medida recibió 33 votos a favor y 16 en contra. 

La determinación, que contó con la oposición de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) y del independentista Denis Márquez, pasa esta misma noche  al Senado para su aprobación y posterior firma del gobernador Ricardo Rosselló. 

“Hoy nosotros hemos atendido la situación fiscal de Puerto Rico pero a la misma vez hemos sabido escuchar y ajustar la medida que fue radicada a una que no fuera tan invasiva para nuestros servidores públicos”, expresó el presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara, Antonio Soto.

A pesar de las enmiendas, una de las cuales detiene la reducción de la aportación del plan médico a los empleados de corporaciones públicas hasta el 1 de julio de 2018, líderes obreros sostienen que la medida no le hace justicia a la clase trabajadora, por lo cual mantendrán su lucha en la calle.  “No vamos a claudicar. Nuestro movimiento está firme. Posterior al 1 de mayo, estoy convencido que la lucha va a estar en la calle junto a los estudiantes y los trabajadores universitarios en defensa del pueblo puertorriqueño”, señaló  José Rodríguez Báez, presidente de la Federación de Trabajadores de Puerto Rico.

La activación en 2018 de la reducción en la aportación dependerá de que el Estado logre los ahorros y recursos necesarios para mantener el seguro inalterado. “La enmienda que se realiza está fundamentada en que podrán mejorarse las aportaciones en la medida que se mejora las economías del país y todos los economistas en el país señalan que en Puerto Rico no vamos a salir de esta crisis económica a menos que hayan unas transformaciones fundamentales”, argumentó Márquez.

“El objetivo de ellos no es solo cortar beneficios sino destruir todo nuestro movimiento y las conquistas laborales de muchos años, de acallar y destruir las fuerzas laborales en nuestros país”, agregó Pedro Irene Maymí, presidente de la Unión Independiente Auténtica (UIA).

Se incluyó, además, lenguaje a los fines de que los trabajadores vayan recuperando los beneficios marginales y derechos que se verán trastocados con la aprobación de la pieza legislativa, según el Gobierno vaya recuperándose fiscalmente. “Se establece que las disposiciones de los Artículos 2.04, 2,05, 2.08 al 2.11 y 2.18 serán de duración temporera y su vigencia será durante el próximo año fiscal luego de que el Gobierno de Puerto Rico haya logrado un presupuesto balanceado y superado la crisis económica”, lee la pieza.

Otra de las enmiendas es que estos ajustes serán extensivos a los jefes de agencia y personal en puesto de confianza.

“Las disposiciones de este proyecto empobrecerán aún más a decenas de miles familias puertorriqueñas”, señaló el representante popular Luis Vega Ramos al hacer un llamado a la “conciencia” a la mayoría que al final votó de forma unánime a favor del proyecto de administración. 

Sigue las incidencias:


💬Ver 0 comentarios