La Cámara enmendará el Proyecto 938 (horizontal-x3)
Al momento, la medida no aparece en calendario para ser atendido en la sesión de la Cámara de hoy. (Ramón Tonito Zayas)

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez, anunció hoy que estarán enmendado el Proyecto 938, que trastoca los derechos de los empleados unionados del gobierno, pero solo la partida referente a la reducción patronal al plan médico.

La posibilidad que se está considerando, en coordinación con el Senado y el Ejecutivo, es equiparar la aportación de los empleados de las corporaciones y agencias a una misma cantidad de dinero que podría fluctuar entre los $200 y $225.

Méndez explicó que con esta equiparación, los empleados de las agencias, unos 101,000, podrían estar recibiendo un aumento en su aportación.  Mientras, para los empleados de corporaciones públicas, unos 26,000, equivaldría a una reducción de esa partida. 

El recorte a la aportación al plan de salud representaría un ahorro para el Estado de $131 millones anuales.

"La ficha que han presentado muchos (representantes) es el plan médico y eso es lo que nos tiene ahora mismo trabajando unas enmiendas que vamos a atender pero tenemos que ser claro que esas posibles enmiendas van a beneficiar alrededor de 26,000 empleados públicos no más. Sin embargo, 101,000 pueden que queden con una aportación menor. Lo que se está buscando esa darle la misma oportunidad a todos los empleados públicos”, detalló el líder legislativo.

Al momento, la medida no aparece en calendario para ser atendido en la sesión de la Cámara de hoy. “El proyecto se va a ver cuando esté listo. Tenemos que verlos antes del 30 de abril. Yo quisiera verlo hoy pero si no nos sentimos cómodos”, expresó Méndez.

También contemplan la posibilidad de incluir lenguaje que permita revertir  de forma gradual la aportación del plan médico a su estado original, según el Gobierno vaya recuperando su salud fiscal. El resto del proyecto quedaría inalterado, según lo que se contempla hasta el momento.

Méndez no quiso adelantar cuáles serían las alternativas que estarían considerando, pero dijo que se han esbozado varias sugerencias como el hecho que todos los empleados públicos estén bajo Mi Salud y, por ende, todas las aportaciones de corporaciones y agencias se dirijan al plan del Gobierno.  

“Pero para hablar de esas alternativas necesitaríamos tiempo y tiempo es lo que no tenemos”, insistió en referencia al 30 de abril como fecha límite para presentar a la Junta las medidas gubernamentales.

“Lo que nosotros no queremos es afectar los servicios esenciales a la ciudadanía, es que  haya un determinación de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que siga tiene que eliminarle un 10% a los pensionados”,  dijo.

Méndez aseguró que la medida contará con los votos necesarios para su aprobación en la Cámara a pesar de la resistencia de un grupo de representantes con la reducción a la aporta del plan médico, específicamente.  

“La delegación sabe que hay que tomar una decisión sobre esto, nosotros tuvimos una amplia discusión ayer y escuchamos a todo el mundo. Escuchamos las objeciones de nuestros  compañeros y prácticamente todos concluyen que a lo único que hay que buscarle alguna alternativa es a la portación del plan médico y nosotros lo entendemos”, puntualizó.

Ayer, El Nuevo Día supo que la medida no contaba con el respaldo de 14 de los 34 representantes penepés. Necesitaría 26 votos para su aprobación cameral.


💬Ver 0 comentarios