Antes de que termine esta semana, el PPD deberá determinar finalmente cuál será su postura ante la consulta del plebiscito del 11 de junio. (horizontal-x3)
Antes de que termine esta semana, el PPD deberá determinar finalmente cuál será su postura ante la consulta del plebiscito del 11 de junio. (Archivo/GFR Media)

La Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) podría dar hoy el primer paso para formalizar la abstención de la colectividad de la consulta de status, cuando evalúen una resolución que se espera que sirva de guía para la Asamblea General a celebrarse el domingo.

Esta tarde, el presidente de la Pava, Héctor Ferrer, sostendrá reuniones con los alcaldes populares a las 4:00 p.m., y, luego, con la Junta de Gobierno a las 6:00 p.m. En los encuentros le informará formalmente a los miembros del partido las últimas novedades políticas que han impactado la consulta de status, como la misiva enviada por ocho senadores republicanos al secretario de Justicia federal y el escrito que el Departamento de Justicia remitió al Gobierno local la semana pasada.

“Una vez hecho esto, haré una recomendación de cuál debe ser nuestro proceder respecto al plebiscito”, destacó el presidente del PPD, Héctor Ferrer, quien públicamente no ha descartado la abstención. 

No quiso revelar detalles de la resolución bajo la justificación de que aún no la había redactado, pero este diario supo que su recomendación ante la Junta de Gobierno será que no se participe en el plebiscito.

Para la colectividad, no participar en la consulta no solo es el camino a seguir luego que senadores republicanos cuestionaran el plebiscito y de que Justicia federal exigiera enmiendas para incluir el “status territorial vigente”, sino que es la decisión  que les conviene a juzgar por su situación actual.

Para empezar, el PPD no cuenta con dinero para enfrentar una consulta. Ferrer llegó a la presidencia de la colectividad en febrero y asumió múltiples deudas. Según los últimos datos disponibles de la Oficina del Contralor Electoral, el PPD ha usado -en solo cuatro meses- $136,873.85 de su Fondo Electoral ascendente a $400,000.   

Ideológicamente, el PPD tampoco está en posición de encarar el plebiscito. Sus miembros han dejado al descubierto, en varias instancias, las divisiones que los caracterizan, aunque reconocieron recientemente que  en su interior coexiste la pluralidad. 

A esto se suma que la Pava aún no ha podido reorganizarse políticamente, algo que no hace ni desde antes de las pasadas elecciones de noviembre. 

Ya en el seno de la Junta de Gobierno existe el consenso para dirigir a la Pava a boicotear el plebiscito que se mantiene vigente para el 11 de junio tras las enmiendas que le sometió la Legislatura y así cumplir con las exigencias del Departamento de Justicia federal. De esta forma, el PPD se uniría al Partido Independentista Puertorriqueño, que ya anunció que no participará de la consulta.

 “Todos, por razones diferentes, vamos coincidiendo en que la abstención a un proceso que, como poco, es una falta de respeto al País y, como mucho, es una artimaña política que se resiste a representar todas las voces…, sería la forma más adecuada de manejar un proceso con el que ni el Partido Nuevo Progresista (PNP) está de acuerdo. Todos tenemos algún tipo de objeción a la papeleta y con lo que dice uno de los ayudantes del secretario de Justicia (federal)”, dijo la vicepresidenta de las mujeres del PPD y miembro de la Junta de Gobierno, Carmen Yulín Cruz.  

“El valor que pueda tener un plebiscito se mide con cuán creíble puedan ser sus resultados, y un plebiscito cuyo diseño tiene la exclusión en mente no va a tener credibilidad en sus resultados. Y en este momento luego de Washington haber dado las advertencias que dio, las aguas de ese pozo plebiscitario están contaminadas”, sostuvo, por su parte, el exsenador y también miembro de la Junta de Gobierno, Roberto Prats. 

El portavoz de la minoría popular en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, dijo que en su carácter personal aboga por la abstención del PPD en la consulta. Reveló que, previamente, la delegación cameral trabajaba una resolución, que debía presentar ante la Junta de Gobierno, para que se permitiera la diversidad al momento de votar en el plebiscito, bajo el marco de repudio a la estadidad. 

La resolución para guiar al partido hacia el boicot del plebiscito no será la única a discutirse esta noche. Hernández adelantó que también se impulsará otra en apoyo a una auditoría de la deuda, que se le presentaría a la Asamblea General.

Ante la proximidad de ese evento,  el secretario general, Carlos Delgado Altieri,  abrió el plazo para presentar resoluciones, vigente desde de hoy y hasta el jueves. 


💬Ver 0 comentarios