La deuda pública de Puerto Rico ha aumentado a niveles insostenibles. Cada uno de los gobiernos, en los últimos 40 ha añadido su granito, o su saco de arena, al endeudamiento que ha llevado al gobierno a aumentar las contribuciones para cumplir con parte del repago.

Cada una de las administraciones enfrentó los problemas económicos de manera distinta. Por ejemplo, Rafael Hernández Colón, en su primer cuatrienio resolvió atender el estancamiento económico, en parte ocasionado por una crisis petrolera, aumentando la inversión del gobierno. Luis Fortuño, en cambio, entendió, entre otras cosas, que bajando las contribuciones dejaría dinero suficiente en los individuos y las corporaciones para que aumentara las inversiones del sector privado.

Desde el punto de vista de los partidos, cada uno contribuyó casi en partes iguales a la deuda que hoy día ahoga las arcas públicas. El Partido Popular Democrático (PPD), 20 años en el poder, añadió el 51.7 %, con $34,867 millones. Mientras, el Partido Nuevo Progresista (PNP), que ha administrado el País por la misma cantidad de años, añadió el 48.3 % con $32,485 millones. 

Mira aquí cuánto añadió a la deuda fiscal cada gobernador.

Lee la historia completa en nuestra edición impresa y sigue la serie especial : País hipotecado. Mañana: La reestructuración del gobierno.