Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Rosselló, al centro, señaló que existe la posibilidad de que el déficit del gobierno no sea de $6,000 millones, sino de $7,000 millones. (Tony Zayas)

Al igual que les pasa a varios municipios que no cuentan con suficiente dinero en caja para desembolsar la nómina de enero, el gobierno central no tendría con qué pagar en febrero, advirtió hoy el gobernador electo Ricardo Rosselló. 

“Estamos enfocándonos en unos municipios, pero la realidad es que en febrero le pasa lo mismo a Puerto Rico. Hoy en la vista de transición trascienden números que lo que quedan son $147 millones en caja para Puerto Rico”, puntualizó Rosselló tras culminar la reunión de directorio del Partido Nuevo Progresista (PNP).

La dramática situación fiscal que enfrenta el País, dijo, es resultado de las malas decisiones que ha tomado la administración de Alejandro García Padilla. 

Indicó además que, como parte del proceso de transición, también existe la posibilidad de que el déficit del gobierno no sea de $6,000 millones sino de $7,000 millones. 

“Es importante que el pueblo de Puerto Rico esté claro en cómo llegamos a esta posición, como… no se hizo nada y la acción que tomó este gobierno fue sacar dinero prestado de lo que es, por ejemplo, el Fondo de Retiro del Estado, quitarle dinero al sistema de retiro, no pagarles a los proveedores, no pagarle al contribuidor puertorriqueño, esas fueron las acciones”, señaló. 

Rosselló fue más allá al sostener que muchas de estas acciones -las cuales han salido a relucir durante el proceso de transición- levantan sospecha de negligencia crasa. 

“Se van a evaluar y todo el que haya violentado la ley y que haya afectado al pueblo de Puerto Rico, que sepa que le va a caer todo el peso de la ley. Es importante porque esto tuvo un impacto directo sobre el pueblo”, sentenció. 


💬Ver 0 comentarios