Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La huelga estudiantil busca evitar el recorte al presupuesto de la UPR. (horizontal-x3)
La huelga estudiantil busca evitar el recorte al presupuesto de la UPR. (Archivo / GFR Media)

El rechazo al plan fiscal que exigía la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) no evitará que la Universidad de Puerto Rico (UPR) enfrente un presupuesto menguado para el próximo año fiscal.

Ayer, luego que la Junta de Gobierno de la UPR envió una misiva al gobernador Ricardo Rosselló informando que no adoptó las recomendaciones del Plan Fiscal 2018-2026 que sometió la presidenta interina Nivia Fernández y que debía presentar hoy a la JSF, el vicepresidente del cuerpo rector, Carlos del Río, confirmó a El Nuevo Día que la institución tendrá que elaborar un presupuesto para el año fiscal que inicia el 1 de julio próximo, que contemple un recorte de $149 millones.

La Oficina de Gerencia y Presupuesto informó recientemente a la UPR del recorte a su subvención anual, un dato que se discutió el jueves en la reunión de la Junta de Gobierno, que terminó abruptamente cuando un grupo de estudiantes irrumpió en el lugar de forma violenta exigiendo participar en el debate.

La fórmula de financiación de la UPR, que recibía el 9.6% de los recaudos del País, está congelada desde el cuatrienio pasado. Para el año fiscal en curso recibió un subsidio de $834 millones.

Del Río explicó que copia de la misiva cursada a Rosselló se envió al presidente de la JSF, José Carrión III.

“Mi petición (a la JSF) es que reconozca la magnitud de los recortes que está contemplando, la velocidad y el tamaño, porque pone en riesgo el proyecto social más importante de Puerto Rico”, afirmó del Río.

La UPR debía entregar un plan fiscal que contemplara un recorte de presupuesto de $450 millones en cinco años similar a la partida incluida en el Plan Fiscal de Puerto Rico aprobado por la JSF.

Del Río también abogó por la unidad de propósito y la solidaridad de los diversos sectores de la UPR ante la crispación de ánimos que ha provocado las medidas de austeridad que propone la JSF para cuadrar las finanzas públicas.

“No ayuda a nadie luchar entre nosotros contra algo que está fuera de nuestro control... Pelearnos entre nosotros no ayuda a prepararnos en estos momentos tan retantes”, dijo.

La JSF no respondió preguntas sobre el proceso que seguirá para elaborar el plan fiscal de la UPR luego de que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal indicó que esa tarea correspondía al organismo impuesto al País por el Congreso de Estados Unidos. “Por ahora no habrá comentario con respecto al plan fiscal de la UPR”, respondió Edward Zayas, portavoz de la JSF.


💬Ver 0 comentarios