Raúl Labrador buscará ser gobernador de Idaho (horizontal-x3)
Raúl Labrador ha respaldado la estadidad para Puerto Rico, aunque hecho claro que primero hay que atender la crisis fiscal y de deuda pública de la Isla. (AP)

Washington - El congresista republicano boricua Raúl Labrador firmó hoy los documentos para aspirar a la candidatura a gobernador de Idaho, puesto que será decidido en 2018.

Labrador, quien ha representado el distrito 1, es ahora uno de varios republicanos que buscan el cargo.

Abogado de profesión, el puertorriqueño Labrador – uno de los líderes del grupo más conservador de los republicanos de la Cámara baja, el Freedom Caucus-, llegó al Congreso en la ola del Tea Party de 2010.

Ha respaldado la estadidad para Puerto Rico, aunque ha hecho claro que primero hay que atender la crisis fiscal y  la deuda pública de la Isla. “Idaho necesita un líder conservador probado”, indicó Labrador en una declaración escrita.

Según el periódico Spokesman Review, Labrador acudió esta mañana a la oficina del secretario de Estado de Idaho, junto a su esposa Becca y su tesorero de campaña, Milford Terrell, para llenar los papeles que le hacen candidato a la gobernación.

Labrador vive en Estados Unidos desde que era un adolescente. Estudió en la University of Washington School of Law. Se convirtió en  uno de los grandes críticos de Mitt Romney, después de que este perdiera las elecciones.

Durante el fin de semana, generó titulares por expresar, durante una reunión de pueblo en la que se debatía el proyecto republicano aprobado en la Cámara baja federal, que persigue hacer cambios significativos a la ley Obamacare. 

Su polémica frase fue que “nadie muere por no tener acceso a cuidado de salud”.

Después reconoció que no fue “muy elegante”, al tratar de explicar su posición.

“Estaba respondiendo a la falsa noción de que el plan de cuidado de salud republicano va a causar que la gente muera en las calles, lo que rechazo completamente”, indicó Labrador.

Sostuvo que lo que trataba de afirmar es que, aún sin un plan médico, “todos los hospitales están requeridos por ley a tratar pacientes que necesitan cuidado de emergencia, independientemente de su capacidad para pagar y que el plan republicano no cambia eso”.

La Oficina de Presupuesto del Congreso ha calculado que cerca de 24 millones de personas perderán su plan médico como consecuencia del proyecto republicano que fue aprobado en la Cámara baja la semana pasada.

Labrador votó a favor de la legislación, que ahora se bautiza como Trumpcare y busca, entre muchas otras cosas, sustituir el programa de subsidios de Obamacare para adquirir un plan médico, por el establecimiento de créditos contributivos.


💬Ver 0 comentarios