Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Revelan supuesto conflicto de interés de Pedro Pierluisi (horizontal-x3)
El diario estadounidese resaltó que el matrimonio Pierluisi-Carrión ha incrementado su fortuna gracias a los contratos de asesoría financiera de Carrión con dos firmas de bonistas. (Archivo / GFR Media)

El comisionado residente y aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP) Pedro Pierluisi impulsó legislación en el Congreso, específicamente el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal, que beneficiaba directamente a dos clientes privados de su esposa María Elena Carrión, según reveló hoy The New York Times.

El diario estadounidense resaltó que el matrimonio Pierluisi-Carrión ha incrementado su fortuna gracias a los contratos de asesoría financiera de Carrión, entre ellos se resaltan dos firmas de bonistas de obligaciones generales (GOs). Los dos clientes de Carrión con interés en la legislación de Pierluisi según alega el diario son las firmas Fundamental Advisors- cuyo socio fundador es Héctor Negroni-  y Och-Ziff Capital Management, según la oficina de Pierluisi.

Carrión representa a estas firmas a través de su compañía Multicultural Capital y ambos bonistas, según el New York Times, han cabildeado en la oficina de Pierluisi.

“Para empresas como Och-Ziff y Fundamental Advisors, el cambio en la legislación federal protegería sus inversiones en bonos de obligación general de Puerto Rico, si se logra la protección de quiebra (Capítulo 9), mientras que los tenedores de otras deudas emitidas por el gobierno se les pagaría menos de lo prometido”, destaca el artículo.

Un año antes de que se registrara la caída en el valor de los bonos de Puerto Rico, en el 2012, Negroni renunció a su puesto de jefe de tráfico municipal Goldman Sachs, y fundó el fondo de cobertura de riesgo (hedgefund) Fundamental Advisors para tomar partido, según reconoció entonces al Wall Street Journal, de “las ineficiencias del mercado municipal”.

La semana pasada Negroni, junto al grupo AD Hoc de Bonistas de obligaciones generales, le presentó al gobierno de Puerto Rico una propuesta para atender la crisis fiscal que consiste en diferir el pago del principal por cinco años a la vez que otorgarían un préstamo de $750 millones. La propuesta fue rechaza por la administración del gobernador Alejandro García Padilla.

En el 2007, específicamente el 19 de octubre, Negroni le donó a Pierluisi $1,000 mientras trabaja con Goldman Sachs, firma que vendía gran parte de los bonos de Puerto Rico.

Bonistas donan a Pierluisi

Por otro lado, el New York Times señaló hoy que a la misma vez que Pierluisi impulsaba el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal- que permite que las corporaciones y municipios se puedan acoger a un proceso de reestructuración de su deuda- el comisionado residente recibió donativos de los bonistas de las obligaciones generales que se beneficiarían con esta medida. La historia resalta un evento celebrado en Nueva York en agosto.

“Un ejecutivo de un fondo de cobertura de Wall Street, cuya firma participó de la venta de $3,500 millones de bonos de Puerto Rico en el 2014, ha recaudado dinero para la campaña a la gobernación de Pierluisi, segúncorreos electrónicos y los registros financieros de la campaña”, resalta el New York Times.

El correo electrónico al que se refiere el artículo del New York Times es una invitación a un evento de recaudación para Pierluisi que reza que “el congresista le gustaría continuar el diálogo con la comunidad de inversores... Se sugiere una contribución”.

El diario estadounidese consultó con dos abogados especializados en asuntos éticos sobre los hechos que rodean al matrimonio Pierluisi-Carrión y el artículo señala que no vieron ninguna violación ética con el trabajo que realiza la esposa del comisionado residente como asesora financiera.

Sin embargo, Meredith McGehee, directora de política del Campaign Legal Center, un grupo que vigila el financiamiento de las campañas, indicó que Pierluisi debió haber divulgado los contratos de su esposa.

“La democracia es un juego de confianza - la gente necesita tener confianza en que los funcionarios elegidos no han estado en el poder para enriquecerse”, dijo McGehee al diario estadounidense.

Reacciona Pierluisi

El aspirante a la gobernación por el PNP reaccionó esta tarde a la historia del New York Times y dijo que el diario reportó correctamente que su esposa es una profesional con más de 30 años de experiencia en la industria financiera y resaltó que Carrión no provee servicios profesionales a bonistas de Puerto Rico.

“El propio artículo establece claramente que no hay conflicto alguno entre el trabajo de mi esposa y mis gestiones como congresista. Más aún, el propio artículo no presenta evidencia que justifique inferencia alguna de que las posturas que yo he adoptado como congresista tienen algo que ver con los alegados intereses de algunos clientes de mi esposa”, dijo.

Pierluisi aseguró que su campaña nunca ha solicitado ni ha recibido donativos de nadie a cambio de ninguna gestión suya en el Congreso.

“Todo lo que he hecho en el Congreso ha sido para adelantar el bienestar de Puerto Rico. En este caso, mi proceder es consistente con el resto de mi gestión pública, abogo por un mecanismo de reestructuración de deuda por una razón y una razón solamente: porque entiendo que la aprobación de tal mecanismo será en el mejor interés de los 3.5 millones de ciudadanos americanos que represento”, sostuvo.

Sobre su esposa, el comisionado residente dijo sentirse orgulloso “de su inteligencia, de su peritaje y de su éxito en la profesión que escogió y que ha practicado hace más de 30 años”.

“Ella sabe que mi envolvimiento en el servicio público se presta a ataques de parte de aquellos que ven sus intereses amenazados y por aquellos que pretenden explotarlos políticamente, y a ella le agradezco su temple y su profesionalismo”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios