El exsenador novoprogresista, Roberto Arango, afirmó hoy que fue víctima de extorsión y que el escándalo de las fotos en las que supuestamente aparecía desnudo fue un montaje creado en una agencia de publicidad.

“(El escándalo de las fotos) fue creado con una agencia de publicidad... tres personas maquinaban una campaña para destruir mi reputación”, afirmó en una entrevista televisiva con Univisión.

A preguntas de la reportera, Arango dijo que el autor de la treta en su contra fue un político al que “nunca le caí bien. La gente sabe quién fue; él sabe quién fue, del PNP... Él es su propio adversario". Asimismo, Arango expresó que el bochornoso incidente le sirvió para recuperar su sensibilidad y ser un mejor ser humano.

“Yo a él  y a sus secuaces les digo que en realidad le agradezco lo que hicieron. Me hicieron un mejor ser humano, me devolvieron mi sensibilidad que se pierde en la política… soy un mejor hombre de lo que yo era seis meses atrás”, afirmó entre risas.

No obstante, Arango lanzó una advertencia a su enemigo político al decir que “yo él estaría preocupado porque el mundo es redondo y el que aquí la hace, aquí la paga… Me voy a sentar con un trago y los voy a ver pasar. Quien sufrió fue el partido, el sistema… aprendí mucho. Trataron de mezclar unas cosas con otras que no son ciertas con una agencia de publicidad. Tres personas estaban creando una campaña para destruir mi reputación, tengo la carta y la haré pública. Gracias al odio que me tenían hoy soy mejor que antes.”.

Finalmente, Arango dijo que los únicos dos amigos que conoció en la política son el presidente senatorial Thomas Rivera Schatz y el alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill.