El senador estadista Roberto Arango dijo hoy que desconoce si las fotos de desnudos publicadas en internet son suyas, pero admitió que, como parte de su programa de reducción de peso, se ha tomado fotos periódicas de su apariencia.

En una entrevista televisiva, el senador Arango dijo "yo no estoy negando ni diciendo que sí".

"Yo no recuerdo haberme tomado esa foto; yo me he tomado tantas fotos a medida que ido adelgazando, pero no recuerdo esa", dijo.

“Puede ser que sí o puede ser que no… me he tomado tantas fotos”, abundó.

Al cuestionarle si tenía un teléfono celular como el que aparece en unas de las fotografías, Arango dijo "tengo un I Phone y un Blackberry".

Una de las fotos que provocaron el escándalo hoy presenta a un hombre desnudo en cuclillas y otra un hombre con el pecho desnudo.

No renunciará

De otro lado, Arango dijo esta tarde que no renunciará a su escaño tras la publicación de las imágenes.

¿Son ciertos los rumores de que renunciará a su escaño?, se le preguntó.

“No”, contestó parcamente vía mensaje de texto.

A eso de la 1:25 p.m. de hoy, Arango llegó a El Capitolio y al bajarse de su auto manifestó “esto es una patraña... Hay que recordar que todos tenemos familia”.

Según el diccionario de la Real Academia Española, una patraña es una "mentira o noticia fabulosa, de pura invención".

Por otro lado, ante las insistentes preguntas de la prensa, Arango dijo que no haría más comentarios y entró a su oficina.

Mientras, el gobernador Luis Fortuño declaró esta tarde que, si las imágenes pornográficas que se han adjudicado al senador Arango realmente corresponden a algún funcionario público, éste tendría que dejar su cargo.

"Si la persona o personas que salen en esas fotos fueran un funcionario o un funcionario electo, esas personas le hubieran fallado al pueblo", expresó Fortuño en un aparte con la prensa durante su recorrido por Jayuya y Orocovis para ver de primera mano los daños ocasionados por la tormenta Irene.

El gobernador, quien dijo que no ha visto las fotos ni ha estado pendiente a internet porque, según indicó, está enfocado en los distintos asuntos relacionados a la tormenta Irene, indicó que si la persona que aparece en las fotos fuera un funcionario público, "tendría que explicar y tendría que dejar su puesto".

Las escandalosas fotos circulan desde ayer en distintos medios electrónicos y cibernéticos. Las imágenes salieron del portal cibernético de la comunidad homosexual llamada “Grindr”. Grindr es una aplicación para teléfonos inteligentes y otras tecnologías que permite al usuario localizar y comunicarse con otros hombres gay y bisexuales. Te permite buscar parejapor ubicación, edad, fecha o nombre y su costo es de $2.99.