rubén berrios pip (horizontal-x3)
Berríos destacó de la medida el que ninguna forma de colonialismo puede ser considerada como alternativa. (Archivo GFR Media)

El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño, Rubén Berríos, criticó el proyecto del Senado 51 que viabiliza la consulta, ya que a su juicio “adolece de graves defectos”.

“Resultan particularmente objetables varias disposiciones críticas del proyecto una de las cuales es que los que favorecemos la soberanía nacional de Puerto Rico -es decir específicamente la independencia y la libre asociación- no tenemos la oportunidad de negociar su contenido con el gobierno de Estados Unidos de tal manera que los electores pueden votar con el mayor conocimiento de causa posible”, afirmó el independentista en comunicado de prensa.

Añadió que “aunque nuestra propuesta procesal sigue siendo la de una Asamblea de Status el  PIP siempre mantiene la puerta abierta al diálogo para buscar formas de adelantar procesos que puedan culminar en la descolonización de Puerto Rico mediante el ejercicio de nuestro derecho inalienable a la libre determinación e independencia. Ahora veremos si la actitud del PNP es una de dialogo constructivo, o de imposición".

Berríos solo destacó como positivo de la medida el que ninguna forma de colonialismo puede ser considerada como alternativa y el que agrupa inicialmente las alternativas de independencia y libre asociación como las dos modalidades de soberanía nacional puertorriqueña.

Por su parte, el secretario del PNP defendió la consulta. Explicó que esta servirá para celebrar el centenario de la otorgación de la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños y el 50 aniversario de la fundación del partido con un plebiscito en el que defenderán la estadidad.

En declaraciones escritas detalló que “el liderato de nuestro PNP recibió un mandato claro y contundente en las pasadas elecciones, para implementar todo el Plan para Puerto Rico, que incluye, por supuesto, la utilización de varios mecanismos para alcanzar la descolonización de Puerto Rico y la consecución de la estadidad. Con ese mandato, se aprobará la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico, tal y como establece el proyecto del Senado 51, complementando así los demás esfuerzos en Washington, D.C., que incluyen el proyecto de admisión radicado por la comisionada residente, Jenniffer González Colón, y el Plan Tennessee, entre otros”.

Las proyecciones del gobierno de turno es realizar el plebiscito el próximo 28 de mayo. El proceso electoral tendría un costo de $5 millones.

La ciudadanía estadounidense fue concedida a los puertorriqueños a través de la Ley Jones. Esta fue firmada por el presidente Woodrow Wilson el 2 de marzo de 1917.

“Este es un año histórico, en el que se cumplen 100 años de la otorgación de la ciudadanía americana a los puertorriqueños, y 50 años de fundación de nuestro PNP, cuyo propósito, además de ofrecer gobiernos de verdadera justicia social para nuestro pueblo, es asegurarnos de alcanzar la igualdad de derechos, beneficios y responsabilidades que nuestros conciudadanos en los 50 estados de la nación americana, a través de la estadidad. Fue en 1967 cuando nuestro padre fundador, don Luis A. Ferré, nos enseñó que la estadidad había que defenderla en todos los frentes, incluyendo el plebiscito de ese año. En aquel entonces, éramos minoría, y aun así fuimos con gallardía a las urnas para defender la estadidad. Hoy, cuando sabemos que los estadistas constituimos una sólida mayoría, volvemos a las urnas con la misma gallardía, seguros de que lograremos el triunfo de la estadidad y la admisión de Puerto Rico como el Estado 51 de la Nación Americana”, sentenció Rivera Ortega.

El presidente del Partido Popular Democrático, David Bernier, citó a los miembros del Comité de Status de la colectividad para discutir la posición institucional ante el propuesto plebiscito.  


💬Ver 0 comentarios