Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La legislación permite financiar el resto del año fiscal federal, que termina en septiembre. (semisquare-x3)
La legislación permite financiar el resto del año fiscal federal, que termina en septiembre. (Archivo / GFR Media)

Washington - El Senado estadounidense aprobó esta tarde la asignación de $296 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico, como parte del ómnibus presupuestario que busca evitar un cierre parcial mañana del gobierno federal.

La legislación había sido ratificada ayer en la Cámara baja y ahora pasa a la firma del presidente Donald Trump, quien se propone convertirla en ley, aunque fue crítico de la asignación para Puerto Rico, la que inicialmente consideró “un rescate financiero”.

Los $296 millones permitirán aplazar la caída del sistema fiscal de salud en un abismo, como consecuencia del fin de los cerca de $1,200 millones que ha provisto la ley Obamacare.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), dijo que la legislación, que tiene un costo de $1.1 billones (trillions en inglés) “tendrá mucho impacto importante y positivo” en los estadounidenses.

“Este es un primer paso importante de cara al proceso de contratación con los proveedores de Mi Salud para el próximo año fiscal. Ahora nos queda conseguir el dinero restante en un vehículo legislativo posterior, que bien pudiera ser el proyecto de reautorización del programa S-CHIP”, dijo la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Los cálculos del gobierno de Puerto Rico son que se necesitan $532 millones para financiar todo el programa Mi Salud durante el año fiscal puertorriqueño 2017-2018, es decir unos $232 millones menos que el dinero que asigna el ómnibus presupuestario.


💬Ver 0 comentarios