Una mujer que viajó ayer de Nueva York a Puerto Rico por la línea aérea JetBlue fue detenida por agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) por interferir con el personal de vuelo.

El director del FBI en la Isla, Carlos Cases, informó por escrito que ayer, jueves, detuvieron a Alicia González, nacida en Ponce, luego de que insultara y golpeara a una azafata en pleno vuelo.

La querella indica que González viajó en el vuelo 1503 de la línea aérea JetBlue que salió a las 11:49 p.m. del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York y que llegó al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, en San Juan, a las 3:16 a.m.

Desde el proceso de abordaje, personal de vuelo notó que la ciudadana americana actuaba de forma "ruda". En un momento dado fue a usar el servicio sanitario y al salir, González se sentó en uno de los asientos reservados para pasajeros que pagan un cargo adicional para tener más espacio en las piernas, indica la querella.

Una azafata, identificada con las siglas MAMC, le indicó que tenía que regresar a su asiento.

Poco después, MAMC ofrecía meriendas, y al llegar a donde estaba González, ésta le dio a la canasta de las bolsas de papitas, algunas de las cuales le dieron a otros pasajeros o cayeron en el piso. MAMC la ignoraba mientras la pasajera le gritaba: "Ella no pertenece en esta línea aérea", "Saquen a esta ca... del frente mío", "Saquen a esta repugnante ca...", "Ca... no te quiero aquí", "Jo... ca...", entre otras palabras insultantes, según se detalla en el relato de hechos.

En el comunicado se indica González la golpeó con el hombro de la asistente de vuelo mientras caminaba por el pasillo del avión.

Otra azafata tuvo que intervenir y sentarla en la parte trasera del avión hasta que aterrizaron, se informó.

De ser encontrada culpable, González se expone a una pena máxima de cárcel de 20 años.