La jueza Jessica Morales Torres asignada a la Sala de Investigaciones de Bayamón expidió anoche una orden de arresto contra Francisco Irizarry López, con una fianza de $1 millón 250 mil, por cargos de asesinato en primer grado, infracción a la Ley 54 de violencia doméstica y violación a la Ley de Armas.

Al fugitivo, de 24 años, se le imputa el asesinato del profesor del colegio Mech Tech en el recinto de Caguas, Raymond Torres Ortiz, de 29 años, ocurrido ayer de madrugada frente a una residencia de la calle 32, de la urbanización Santa Juanita, en Bayamón.

Según informes preliminares, la joven de 17 años, que reside en el lugar de los hechos, recibió una llamada telefónica en la que el padre de su criatura, de quien se encontraba separada la llamó para llevarle leche y pañales desechables al infante. Ella le indicó que no fuera a su casa porque era muy tarde para recibir su visita.

Irizarry López, optó por llegar hasta el lugar donde montó vigilancia. Cuando llegó a la residencia Torres Ortiz, aprovechó que la joven salió a recibirlo para interceptarlos.

El maestro, vecino de la avenida Nogal en Bayamón, como no lo conocía le extendió la mano, pero en lugar de presentarse, Irizarry López desenfundó un arma de fuego con la que lo ultimó de diez impactos de bala.

El asesino huyó de la escena y todavía no ha sido localizado. El prófugo no tenía expediente criminal previo, por lo que la Policía no ha suministrado su foto para lograr su captura.

El caso fue consultado por la agente Karina Ojeda, adscrita a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales del área de Bayamón, con una fiscal de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica.