Los abogados de Ana Cacho, madre del niño Lorenzo González, se reúnen esta tarde con funcionarios del Departamento de Justicia en la sede de la agencia, en Miramar.

La madre del menor, asesinado en su residencia en Dorado en el 2010 , no se encuentra presente en la reunión.

“Creo que es una nueva oportunidad que se le da a la investigación de este caso. Es la primera vez después de varios intentos, que nos reunimos en el Departamento de Justicia. El hecho de que el secretario (Luis Sánchez Betances) y el fiscal general (José Capó) se quieran reunir ya es un cambio. Lo habíamos intentado antes”, dijo Sharon González, una de las abogadas de Cacho.

Ante preguntas de la prensa, González declinó comentar sobre la posibilidad de que Cacho tenga alguna exigencia a cambio de testificar, como el que deje de ser considerada como sospechosa de la muerte de su hijo.

Además de González, por parte de la defensa de Cacho, se presentó a la reunión el licenciado Carmelo Dávila. El gobierno estaría representado por el fiscal general y la fiscal del caso, Wanda Casiano.

La reunión, que comenzó a eso de las 2:00 p.m., duró una hora y media.  Ni los abogados ni el fiscal general quisieron dar detalles sobre el resultado del encuentro.

"Esto para nosotros es un adelanto, así que agradecidos de que nos recibieran”, se limitó a expresar González.