El cuerpo del piloto del carguero que se estrelló ayer en la Laguna Torrecillas en Carolina fue hallado esta tarde por las autoridades. 

El cadáver de Uriel Bristol, de 67 años, fue encontrado a una 500 yardas de donde se ubicó más temprano el cuepo del copiloto Anthony Tavares. 

Según Nino Correa, coordinador de Búsqueda y Rescate de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Desastres (AEMEAD), el estado del descomposición del cuerpo de piloto es mínimo. Este no se encontraba amarrado al asiento contrario al copiloto, por lo que se cree que flotó hasta llegar a orillas del mangle. 

El cuerpo Tavares, quien murió luego que el avión de carga en el que viajaba se estrellara ayer, fue sacado del agua y transportado al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) en horas de la mañana.

Luego fue trasladado por lancha hasta el Centro de Operaciones Marítimas de Fura, en Piñones.

A Tavares, de 45 años, lo localizaron a eso de las 11:00 a.m., confirmó Correa.

Correa informó además que el cuerpo, fue hallado amarrado al asiento y presenta múltiples golpes. Poco antes, las autoridades notificaron a los familiares, que llegaron desde temprano en la mañana, sobre el hallazgo.

Ayer, por las condiciones en que quedó la nave y por la turbidez del agua fue imposible localizar a las víctimas.