Una aparente fuga de gas al momento de encender una nueva conexión en el restaurante Burger Punk de la avenida Ashford en el Condado fue lo que ocasionó la explosión que dejó a tres personas heridas.

Según la sargento Yamilet Acevedo, los tres heridos, el dueño de establecimiento y dos empleados, se encuentran estables luego de recibir asistencia médica en el hospital Ashford Presbyterian.

 “Tenemos tres personas con heridas leves, con quemaduras en los brazos”, dijo la sargento.

 Agentes de la Policía, bomberos y personal de manejo de emergencias se movilizaron al lugar, localizado en la avenida Ashford, esquina Vendig.

 En el lugar no había clientes ya que todavía no ha abierto para el público.

 La acera frente al establecimiento quedó llena de cristales rotos.