Jefa de la Policía y sindicalistas tienen un encuentro de última hora (horizontal-x3)
El único tema “nuevo” discutido hoy tenía que ver con el tamaño de una tarima a ser colocada frente al edificio Seborne, sede de la Junta de Supervisión Fiscal. (Suministrada)

Si ocurre un contratiempo de logística el lunes, día en que se celebra un paro general con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, no será por falta de reuniones entre la Policía y los organizadores.

El jueves, miembros de la Concertación Puertorriqueña contra la Junta de Control Fiscal llegaron a acuerdos con el teniente coronel Juan Cáceres, del área policiaca de San Juan y esta noche sostuvieron otro encuentro, esta vez con la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley.

La reunión se dio hoy a las 6:30 p.m. en el Cuartel General de la Policía, un día después de que un disloque en la comunicación entre ambos bandos impidiera que se diera la reunión.

“Lo que hemos hecho es reafirmar los acuerdos que desarrollamos. Estamos conversando con la Policía desde el jueves”, dijo Eric Sevilla, de la Federación Central de Trabajadores. Sevilla estuvo acompañado por figuras como José Rodríguez Báez, José Torres, Osvaldo Burgos y Ana Irma Rivera Lassén.

“Hemos ratificado esos acuerdos con ella”, agregó. “Hemos recibido de parte de la Policía de Puerto Rico su compromiso de laborar con los organizadores de la actividad para que se dé en el mejor orden posible y se cumplan con los objetivos trazados de poder manifestar lo que queremos plantear al país”, finalizó.

Entre los acuerdos a los que se llegaron, y que se informaron más tarde en la noche están que la Unidad de Operaciones Tácticas no estará visible durante la manifestación, que se usará el recurso de citaciones y no de arrestos, que los guardias vestidos de civil tendrán que portar y tener visible su placa e identificación y que el comité de disciplina de los sindicatos será el primero en intervenir en el manejo de situaciones que puedan ocurrir.

Hernández de Fraley, acompañada por el superintendente asociado Henry Escalera y el asesor legal Abraham Tanco,  agradeció la presencia de los líderes sindicales y reiteró que Cáceres será el lunes el enlace entre los sindicalistas y la uniformada.

El único tema “nuevo” discutido hoy tenía que ver con el tamaño de una tarima a ser colocada frente al edificio Seborne, sede de la Junta de Supervisión Fiscal. Según dijo Hernández de Fraley, el tema fue atendido y resuelto.

A preguntas de El Nuevo Día, se dijo que en el encuentro de una hora de duración no se tocó la directriz impartida a los miembros de las oficinas de prensa de la Policía de documentar en las redes sociales las incidencias de las marchas.

Sevilla sí mencionó que tendrán disponibles observadores del Colegio de Abogados. Las uniones también tienen a su disposición una cantidad de abogados en caso de que sean necesarios.

“La idea es que la comunicación y el diálogo sea loque resuelva cualquier situación”, dijo.

Sevilla, a preguntas, dijo que no hay instrucciones de intervenir con encapuchados. Agregó que sólo intervendrán los comités de disciplina a menos que se viole la ley. 

La jornada del lunes incluye varias marchas que saldrán a las 10:00 a.m. y confluirán a las 12:00 p.m. para celebrar una gran concentración en la avenida Muñoz Rivera, al frente del edificio Seaborne, donde están las oficinas de la Junta de Supervisión Fiscal. Las marchas principales saldrán desde el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, el Coliseo de Puerto Rico, Plaza Las Américas y el estadio Hiram Bithorn.


💬Ver 0 comentarios