En momentos en que el crimen es preocupación central del País, una ventana de retiro temprano del pasado gobierno ha reducido en cerca de 2,000 miembros -o un 11%- a la Policía de Puerto Rico en apenas tres años.

El superintendente Héctor Pesquera catalogó de detrimental el efecto de la Ley 70 que permitió a muchos policías con más de 15 años de experiencia retirarse con una pensión del 50% de su salario.

Lee en la edición impresa de El Nuevo Día la información completa sobre este tema.