La jueza Ladí Buono de Jesús determinó no causa para arresto contra el exsecretario de Justicia, Antonio Sagardía, en ocho de los 14 cargos que se le imputaban. Solo quedan pendientes los cargos relacionados al uso de las tarjetas de crédito.

En cuanto a Víctor Ramos, tampoco se le determinó causa en el cargo de influencia.

Sagardía compareció hoy a la Sala de Investigaciones del Centro Judicial de San Juan, para enfrentar la vista de determinación de causa para arresto por 14 cargos de violación a la Ley de Ética y uno de influencia indebida.

“Tranquilo con mi conciencia. Yo no he hecho nada”, dijo Sagardía a su llegada al tribunal.

El extitular de Justicia estaba acompañado por su hijo, Carlos Sagardía Abreu, quien le dijo a la prensa que no comentarían nada con respecto al proceso que se lleva a cabo contra su padre en estos momentos en la sala de la jueza Gladys Buonomo.

A Sagardía lo esperaban un puñado de amigos que expresaban cara de indignación por la situación que enfrenta el exsecretario.

Su llegada fue antecedida por la de su abogado de defensa, José “Chemi” Sagardía, tío del acusado.

“Las imputaciones contra Sagardía ya se habían sometido”, indicó el Fiscal Especial Independiente (FEI) Guillermo Garau, quien señaló que contaba con evidencia contundente para probar los cargos.

Los padres de Sagardía también se encuentran en la Sala de Investigaciones.

Su padre lucía nervioso y lloroso. Al preguntarle  sobre la razón para que su padre anciano acudiera al tribunal, este contestó: “Lo que pasa es que para un padre que sabe que se comete una injusticia contra su hijo, no se puede quedar tranquilo en su casa. Yo haría lo mismo si le pasara esto a mi hijo”, acotó.