Las autoridades investigan un incidente ocurrido esta tarde en la calle Amapola de la urbanización Las Carolinas en Caguas, donde un policía franco de servicio le disparó a un perro que se salió de la residencia de un vecino y entró al patio de la casa de sus suegros amenazando con morder a su hija.

Según los informes preliminares difundidos por el Centro de Mando del Área de Caguas, el perro de la raza Rottweiler fue baleado por el policía para alegadamente evitar que atacara a la niña.

El perro está con su dueño en la oficina de un veterinario, mientras que el agente se encuentra en la comandancia de Área de Caguas para la investigación correspondiente.