Aunque no dio detalles, el secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, confirmó hoy que redujeron la cantidad de efectivos asignados a la escolta de las dos hermanas del fenecido niño, Lorenzo González Cacho.

"La decisión fue consultada y estuve de acuerdo", dijo el secretario a través de su portavoz de prensa, Miguel Pereira.

Además, aclaró que la escolta de las dos niñas recae sobre la Policía de Puerto Rico.

La Uniformada, por su parte, fue más parca que el secretario de Justicia.

"Las niñas continúan con escolta, pero por seguridad, no se va a indicar si se redujo o no. Solamente se continúa con la escolta", dijo la portavoz de prensa de la Policía, Michelle Franco.

No proveyó detalles del costo de dicha escolta "por razones de seguridad".

Entretanto, el abogado del padre de las niñas, Carlos Sánchez, quedó en devolver llamada a este diario para hablar sobre el tema, pero no lo hizo. Inicialmente, se limitó a decir que no acostumbra divulgar información sobre las hermanas de Lorenzo, quien fue asesinado el 9 de marzo de 2010 en su hogar.

Las hermanas de Lorenzo permanecen bajo la custodia de su padre, Ahmned Alí González. Ana Cacho, madre de las menores, no las ve desde el pasado 30 de marzo de 2010.