Un incendio se desató a eso de las 9:00 de la noche en el supermercado Ola, en Villa Fontana en Carolina, confirmó en la escena la jefa del Cuerpo de Bomberos, Carmen Rodríguez.

A eso de las 10:45, ya los bomberos habian controlado las llamas, aunque todavía salía humo del lugar, y calcularon que tardarían algunas horas más en extinguir por completo la amenaza.

Según confirmó Rodríguez, hubo al menos una explosión en la estructura. Los cristales esparcidos en la calle frente al mercado atestiguaban la explosión.

Las causas del fuego, no obstante, no estaban claras todavía.

Ninguna persona resultó directamente afectada por el fuego. El negocio estaba cerrado, y de hecho, al igual que la urbanización aledaña, no tiene energia eléctrica desde el paso de la tormenta Irene.

Rodríguez disipó los temores de que el incendio pudiese afectar una gasolinera cercana, ya que habían podido controlarlo y no había generado suficiente calor como para levantar preocupación en la gasolinera.

En el negocio, mientras, los daños parecían cuantiosos, y probablemente haya muy poco que recuperar.