Mientras reclama por justicia, la transexual Ivana Fred Millán, aceptó hoy, martes, que aún no se encuentra satisfecha con el rumbo que ha tomado el caso judicial por el allanamiento ilegal que agentes de la Uniformada realizaron en su apartamento en Santurce.

“La palabra correcta en este momento es tranquila. Al momento, no veo nada más que unos cargos que se han sometido. Yo lo que quiero es justicia y no puedo decirte que me siento satisfecha”, expresó en entrevista radial (Univision Radio).

Sus sentimientos encontrados surgen a casi una semana de que la jueza María de los Ángeles Rabell María de los Ángeles Rabell encontrara causa para arresto por los delitos de allanamiento ilegal y daño en su modalidad menos grave contra un teniente, tres sargentos y 14 agentes que laboraban en la División de Drogas de San Juan y su presunta participación en la intervención indebida en su apartamento el pasado 15 de mayo. A cada uno de los imputados, se les señaló una fianza de $5 mil, la cual prestaron.

No se les encontró causa, sin embargo, en los delitos que se le imputaban a los exagentes por apropiación ilegal agravada, violación a la Ley de Armas, y falsedad ideológica.

Además de los expolicías, fue acusada Luz Raquel Ponds Morales. Se alega que ella generó la llamada con la confidencia a la Policía sobre la supuesta actividad de trasiego de drogas en la residencia de Fred Millán. A la mujer se le encontró causa por infringir la Ley de Acecho y tres cargos por ofrecer información falsa a la Policía.

Todos los casos fueron citados para el 10 de diciembre en el Tribunal de Primera Instancia de Hato Rey.

Ante este proceso, Fred Millán dice que logró encaminar el caso criminal gracias a su perseverancia.

“Si yo no me armo en un papel de valentía y no me doy a respetar, entonces probablemente me voy a someter a un patrón de abuso y, lamentablemente, aunque suene feo yo prefiero que digan aquí murió ella, y se murió valiente, que andar por la vida como una boba, por no decir otra palabra”, precisó al comentar sobre sus sentimientos ante el proceso que enfrenta.

Dijo que en sus miras no está el demandar a la Policía, aunque no los descartó del todo.

“Al momento, soy una persona que no necesito nada. No estoy buscando una gratificación económica”, dijo al explicar que eso lo consultará en el futuro con un abogado.