(horizontal-x3)
Los familiares reportaron la desaparición de Rodríguez el 9 de mayo en Sábana Grande. (GFR Media/Archivo)

La fiscalía en Mayagüez sometió cargos por asesinato, apropiación ilegal y destrucción de evidencia contra los presuntos responsables de la muerte de la enfermera Maritza Rodríguez Morales, cuyo cadáver fue encontrado en un río de Hormigueros en la noche del miércoles.

El fiscal Omar Manfredy presentó denuncias contra Yamaris Lugo Rivera, de 29 años, su pareja Guillermo Cummings Vélez, de 23 años y el padre de este Guillermo Cummings Irizarry, de 57 años. La jueza María del Vázquez Muñiz encontró causa contra los tres con fianza de $1.3 millones contra cada uno.

Los tres fueron ingresados en prisión.

Rodríguez Morales, madre de un niño de cinco años, fue reportada desaparecida por su esposo el miércoles en la madrugada luego de que no regresara a su casa en Sabana Grande. De la investigación se desprende que la mujer fue asesinada mediante estrangulación en la residencia de la familia imputada y luego dispusieron del cuerpo.

La investigación reveló que la familia estaba molesta con la mujer porque supuestamente colaboró en una investigación del Departamento de la Familia que culminó con la remoción de un niño de un año, nieto de Cummings Irizarry, apodado Sasquatch.

La víctima no figuraba como querellante en el referido.

Rodríguez Morales conocía a la familia ya que le brindaba cuidado en el hogar a Cummings Irizarry como empleada de una empresa que brindad servicios de salud a domicilio. Cummings Irizarry incluso pidió ayuda en su cuenta de Facebook para que se localizara a la joven cuando ya estaba muerta.

La investigación fue realizada por el agente Edgar Vélez, de la División de Homicidios de Mayagüez junto al sargento Julio Matos Gotay.


💬Ver 0 comentarios