Nina Droz es trasladada por personal de ATF para ser procesada a nivel federal tras su arresto durante la manifestación. (horizontal-x3)
Nina Droz es trasladada por personal de ATF para ser procesada a nivel federal tras su arresto durante la manifestación. (Alex Figueroa Cancel)

La juez federal Sylvia Carreño determinó causa probable para el arresto de una mujer tras su intento de iniciar un incendio ayer en el edificio del Banco Popular en Hato Rey.

La acusación indica que el incidente se relaciona a los eventos que se desarrollaron durante el Paro Nacional en la “Milla de Oro”, en la que se registraron daños en varios edificios.

La mujer fue detenida y procesada por la Policía, pero luego su custodia fue asumida por agentes de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés).

En comunicado de prensa, la fiscalía federal identificó a la acusada como Nina Droz Franco, quien enfrenta cargos por “causar daños o intentar causar daños por la vía de fuego en un edificio involucrado en actividad afectando el comercio interestatal”.

“Hay jurisdicción federal”, sostuvo la jefa de la fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez en conferencia de prensa. “Usó fuego para causar daño en un edificio involucrado en comercio interestatal”.

Rodríguez dijo que oficiales de ATF investigaron la escena y encontraron material acelerante.

Por su parte, el fiscal Alexander Alum indicó que parte de la evidencia que tienen, incluye vídeos. Afirmó que la acusada llegó a “prender fuego”.

Cuando los agentes de ATF se llevaban a la acusada, que se hace llamar “la chica que respira fuego”, de la comandancia de la Policía en Bayamón, Droz Franco llegó a decir a la prensa que no sabía por qué había sido arrestada.

“Yo no hice nada a nivel federal… por sentarme al frente de la Policía”, sostuvo Droz Figueroa.

Mientras, la fiscalía federal indicó que fue detenida por agentes de la Uniformada por “rehusarse a cumplir con las instrucciones de los agentes y después agredir a uno de los agentes”.

Debido a que la persona que cometió el acto tenía la cara tapada, el fiscal Alum dijo que fue identificada por “la ropa que tenía cuando la arrestaron (los policías) es consistente con la vestimenta que muestra uno de los vídeos” cuando supuestamente encendió el fuego.

De ser encontrada culpable, puede tener una condena de mínimo, cinco años en prisión, hasta 20 años. Además de tres años de libertad condicionada, así como una multa no mayor de $250,000.

Por su parte, la secretaria del Departamento de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez, dijo que del total de 17 detenidos, se encontró causa para arresto contra cuatro, varios fueron citados y quedan ocho pendientes a que la Policía culmine la investigación para determinar si radican cargos.

También señaló que intentan identificar otras 50 personas como parte de la investigación.

Temprano en la mañana, la jueza Ileana Blanco, del Tribunal de San Juan, encontró causa para arresto contra los cuatro acusados a nivel estatal, con una fianza de $40,000 a cada uno.

Los acusados fueron identificados como Carlos del Toro, Jorge Santana y Valerie Herrera Huyke. Los dos primeros fueron ingresados a la cárcel de Bayamón y Herrera al penal en Salinas.

Los cargos que se les imputaron, fueron: violación al artículo 242 (Motín Grave) y 505 (Ley de Armas). A Santana también le radicaron por sustancias controladas.


💬Ver 0 comentarios