Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Acusada de trata de incendiar el Popular Center acude a corte federal (horizontal-x3)
Los fiscales argumentaron que la mujer es un peligro para la sociedad y recordaron que fue procesada hace 10 años por otro delito. (Archivo / GFR Media)

Nina Alejandra DrozFranco, la mujer que fue arrestada el lunes en las inmediaciones del Popular Center, en Hato Rey, luego de que supuestamente iniciara un incendio en el interior de la estructura, permanecerá detenida en el Centro Metropolitano de Detención (MDC), luego de que esta tarde el magistrado Bruce McGiverin le denegara el beneficio de prestar fianza.

McGiverin atendió en la mañana la vista de fianza y lectura de acusación contra la mujer, pero se reservó el fallo en cuanto a la fianza, anunciando que lo emitiría por escrito.

Representada por el abogado Eric Vos, de la Oficina del Defensor Público Federal, Droz Franco fue acusada formalmente el miércoles por un gran jurado, que le imputa varias violaciones al Código Penal Federal. McGiverin se reservó el fallo en cuanto a otorgarle a Droz Franco una fianza.

En la acusación, firmada por los fiscales José Capó Iriarte y Alexander L. Alum, se le imputan dos violaciones al Código Federal por incendio malicioso y conspiración. Se indica que Droz Franco, identificada en el pliego como “la chica que respira fuego”, se acercó con otras personas al citado edificio “con la intención de causar daño mediante fuego”, vandalizó una ventana de cristal, entró al edificio e incendió un objeto.

Los fiscales argumentaron que la mujer es un peligro para la sociedad y recordaron que fue procesada hace 10 años por otro delito, este estatal y por el que cumplió probatoria. En ese proceso también fue arrestada por manejar bajo el efecto de bebidas embriagantes.

El martes, la magistrada Sylvia Carreño había encontrado causa probable para el arresto de Droz Franco, quien fue detenida por la Policía, llevada a la Comandancia de Bayamón y luego entregada a las autoridades federales. La jurisdicción federal, había explicado la jefa de fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, es que el Popular Center es parte del “comercio interestatal”.

Ha trascendido que, de ser encontrada culpable, la mujer se expone a una condena mínima de cinco años hasta 20 en prisión.

El número de imputados por los disturbios del lunes en Hato Rey.  

Estos son: Carlos Alejandro Farmer del Toro, Jorge Santana Valentín y Valerie Herrera Huyke. Los dos primeros fueron ingresados a la cárcel de Bayamón y Herrera a la cárcel de mujeres de Salinas.

A Farmer Del Toro, de 26 años y a Herrera Huyke, de 27 años, se les arrestó a las 4:30 p.m. del lunes en la avenida Luis Muñoz Rivera frente al edificio 654 Plaza. Según las autoridades, ocasionaron daños a cristales de la parte frontal del citadoedificio. El daño fue calculado por la querellante, empleada de recursos humanos de la compañía Excellent Quality Guard Services, en $77,771.25.

A Santana Valentín, de 24 años, se le imputa lanzar piedras y al ser arrestado se le ocupó picadura de marihuana.

Luego se acusó a Andrés Rafael Cortez Ortiz. De 19 años y estudiante de ciencias políticas y economía de la Universidad de Puerto Rico, se le radicaron en el Tribunal de San Juan cargos por motín y uso de la fuerza contra un agente del orden público.  La jueza Ilyana Blanco encontró causa y le fijó una fianza de $50,000, diferida por Osaj.

El miércoles, se acusó a Milton J. Pringle Ruiz, de 24 años, pero en el Tribunal de Aguadilla y por obstruir el tránsito en la carretera PR-2, frente a un Walgreeens de ese mismo puebo Aguadilla. Cuando la Policía le exigió que removiera las vallas, supuestamente se suscitó un forcejeo entre el hombre y el sargento Luis Febus.

De otra parte, Dennis Montalvo Concepción, de 31 años, fue identificado mediante rueda de confrontación por voz y será acusado el lunes por incitación a motín y cometer daños contra el edificio que alberga la empresa Liberty en Hato Rey.

Casos pendientes

La División de Propiedad en San Juan tiene en sus manos 11 querellas por incidentes de daños relacionados a los disturbios del 1 de mayo.

Uno de esos casos, que será menos grave, será sometido la semana que viene contra Ferdinand González Rosario, arrestado en la avenida Luis Muñoz Rivera frente al edificio 654. De 45 años, se le investiga por pintar paredes en el lugar y una empleada de la compañía Excellente Quality Guard Services calculó los daños en $175. 

Otros casos no están tan claros. Aunque la División de Propiedad investiga dos incidentes por separado en que guaguas de la televisora Wapa TV sufrieron daños, no hay un arrestado que pueda ser vinculado directamente a ninguno de los actos. 

El Nuevo Día supo que si bien en una de estas querellas, por daños a la guagua estacionada en en la farmacia CVIS, se identifica a un arrestado, existen dudas sobre si en efecto el detenido realmente guarda relación con el acto vandálico y ningún agente uniformado ha declarado bajo juramento al respecto. 

En torno a este caso la fiscal Melissa Vázquez Sandoval ordenó ampliar la investigación y ayer la Policía recibió vídeos de seguridad para facilitar el trabajo.

Otro caso pendiente de citación involucra el arresto por agentes de la División Drogas San Juan de dos jóvenes en la calle Isabel Andreu, de la urbanización El Vedado, en Hato Rey. Estos dos jóvenes, identificados en una querella como "empleados de la industria fílmica" supuestamente agredieron a unos agentes de la División de Operaciones Tácticas.

La prueba estaba citada para hoy al Tribunal de San Juan, pero la fiscal Gimara Gabriel pospuso para la semana que viene la posible radicación de cargos mientras se examinan otros vídeos tomados en el área del Popular Center ante la sospecha de que los arrestados, un hombre y una mujer, hayan participado de los actos vandálicos en ese lugar.

Contrario a otros arrestos en que ahora no se sabe qué agentes hicieron los arrestos ni los motivos, en este en particular los policías asignados a Drogas San Juan están plenamente identificados.


💬Ver 0 comentarios