Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de febrero de 2013
Negocios
 

Nueva medicina amarga

Pronto se presentarán los ajustes que sufrirán los pensionados a raíz de la crisis en Retiro

 

Por Joanisabel González / joanisabel.gonzalez@elnuevodia.com

Las medidas para subsanar el déficit actuarial de la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR) se radicarán en la Legislatura “en las próximas semanas” y podrían incluir cambios a beneficios como el bono de Navidad, el aumento de la aportación de los empleados e, incluso, modificar los requisitos para recibir una pensión, dejó entrever ayer la secretaria designada de Hacienda, Melba Acosta.

Mientras, el déficit actuarial de la ASR (o sea, el dinero que falta para pagar pensiones durante la vida del plan) y el Sistema de Retiro para Maestros (SRM), ahora en unos $35,260 millones, podría dispararse hasta los $44,895 millones, ha dicho el Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

El plan de la administración, subrayó Acosta, es no afectar las pensiones existentes.

Pero la insuficiencia de fondos de la ASR y del SRM es tan severa que aumentar la edad de retiro o la aportación de los empleados no será suficiente.

Por ende, habrá que modificar lo que recibe un trabajador al retirarse o tratar con nuevos impuestos para atender la situación. En ello coincidieron el Centro para la Nueva Economía (CNE) y el perito en Ciencias Actuariales, Juan B. Aponte.

Según el BGF, una vez entren en vigor nuevos pronunciamientos en la contaduría gubernamental, el déficit actuarial de la ASR y el SRM se calcularía en $44,895 millones.

“Si determinamos el déficit actuarial de los sistemas utilizando los nuevos requisitos promulgados por el Governmental Accounting Standards Board (GASB, por sus siglas en inglés), entidad enfocada en mejorar la calidad de estándares contables para gobiernos estatales y locales, el mismo sería de $44,895 millones”, dijo el BGF.

Los pronunciamientos 67 y 68 de GASB establecen nuevas metodologías para calcular e informar las obligaciones de un estado o municipio en materia de pensiones. Estos entrarán en vigor el 15 de junio de 2013 y de 2014, respectivamente, pero GASB insta a adoptarlos de manera temprana.

No ventas, no más deuda

Según Acosta, el primer paquete de medidas afectará particularmente a los participantes de la ASR, ya que el déficit actuarial de ese sistema es el mayor de todos.

A junio del 2011, la brecha actuarial de la ASR es de unos $25,491 millones. En el SRM ronda $9,768 millones.

“Estamos hablando de cambios estructurales en el sistema, leyes especiales y poner dinero recurrente nuevo al sistema. Si no se hace, el plan no despunta. Esto no es cosmético, es corregir el desbalance”, dijo Acosta.

Las leyes especiales son los bonos de Navidad, verano o medicamentos y no forman parte de la pensión. Estos beneficios se pagan del Fondo General.

Lo que Acosta sí dejó claro es que “en este momento” no se contempla vender o privatizar activos para salvar la ASR.

Bajo la administración de Aníbal Acevedo Vilá, se consideró privatizar la Lotería, pero la medida no prosperó.

Subrayó que tampoco contemplan emitir bonos de obligaciones de pensiones (POB, por sus siglas en inglés). Ese controversial vehículo inyectó unos $3,000 millones a la ASR en el 2007.

Ajuste severo

“No veo forma de que no se modifiquen los beneficios”, dijo Sergio Marxuach, a cargo de Política Pública para el CNE.

Según este organismo independiente que ha estudiado ampliamente el tema, la deficiencia es tan marcada que habrá que aplicar un conjunto de soluciones, tal y como lo han hecho en otros estados y países.

Marxuach sostuvo que a lo largo y ancho del planeta se han tomado diversas medidas para frenar los déficits actuariales, y estos van desde aumentar aportaciones y reducir beneficios hasta transferir los riesgos al sector privado.

Trabajar más, recibir menos

De acuerdo con Aponte, la tendencia a nivel global ha sido el aumento de la edad para recibir una pensión y reducir beneficios, aun en grandes entidades corporativas.

Y en el caso de la Isla, según Aponte, el ajuste es inescapable, porque desde la creación de la ASR en 1958, el sistema exhibía insuficiencias.

El actuario sostuvo que cuando hizo las primeras advertencias de la crisis que se gestaba, hace ya casi tres décadas, el tema del déficit “estaba proscrito, básicamente”.

“La situación es grave. No bastaría con aumentar las aportaciones de los empleados y, de hecho, las aportaciones programadas del patrono, eso tampoco lo resuelve”, indicó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: