Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de mayo de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Nuevos amos para perros y gatos

Los perros fueron adoptados, pero aún faltan más

Por Aurora Rivera Arguinzoni / arivera@elnuevodia.com

VEGA BAJA - Desde Moca, Canóvanas, San Juan, Dorado y Manatí, entre otros municipios, llegaron a este pueblo familias deseosas de adoptar alguno de los perros rescatados por la Puerto Rico Animal Savers Foundation (PRASF).

Respondieron al llamado de emergencia hecho días antes por la fundación, que en siete años ha rescatado, vacunado, esterilizado y rehabilitado a unos 1,000 perros y gatos. De los 40 que quedaban, 12 fueron adoptados ayer.

“Los hemos rescatado mutilados, enfermos, lacerados, muy lastimados, en estado catatónico, desmayados por la hambruna. Lamentablemente, así mismo se reproducen”, reveló Magdalena Marbella García, cofundadora de la PRASF. “Los traemos a nuestras propiedades, ahí los rehabilitamos y luego nos damos a la encomienda de ubicarlos en hogares de adopción comprometidos a darle una vida digna”, dijo.

Esta semana la Fundación informó que el 31 de mayo deben entregar la propiedad que arrendaron y convirtieron en albergue en Vega Baja, por lo que la mayoría de los perros que no encuentren hogar tendrán que ser llevados a refugios, donde con toda probabilidad terminarán muertos.


El pedido de auxilio conmovió a ciudadanos como José Concepción, de Dorado; los esposos Vanessa Dávila y Edgardo Tarafa, de Manatí; Yesenia García y Ricardo Muñiz, de Canóvanas; Michelle Ramos y Edwin Medina, de Moca, así como a Javier González, Michelle Arroyo y su hijo Jael, de San Juan.

Dávila irrumpió en llanto al conocer a Cremora. “¡Qué linda! Yo te quiero, mi amor”, le dijo mientras se apresuraba a acariciar su cara con ambas manos y a frotar su nariz con la de ella, que aceptó las caricias sin protestar. Cremora se acomodó en el pecho de su nueva ama y ahí se quedó hasta que se marcharon casi media hora después.

“¿Nos vamos?”, le preguntó Tarafa acariciándole el hocico. “¡Vamos, que Tulia te está esperando!”, le dijo refiriéndose a la sata que la pareja rescató en 2009 y que, hasta ayer, era la única querendona de cuatro patas en la casa.

Minutos más tarde Chispy, la hermana de Cremora, también llegó al encuentro y la familia, que ya estaba completa, se fue a casa.


Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: