Top de la pagina

Internacionales

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de septiembre de 2013
Internacionales
 

Obama quiere atacar a Siria

Pero esperará por el visto bueno del Congreso

Por Servicios Combinados

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció ayer su decisión de atacar Siria en represalia por el uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar al Asad, algo que considera probado. Pero, aclaró que buscará la autorización del Congreso, lo que aleja la perspectiva de una acción inminente.

“Tras una deliberación cuidadosa he decidido que Estados Unidos debe llevar a cabo una acción militar contra objetivos militares del régimen sirio”, dijo Obama en una comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca acompañado de su vicepresidente, Joe Biden.

De acuerdo con altos funcionarios de Casa Blanca, Obama tenía previsto emprender una acción militar contra Siria sin autorización del Congreso, pero dijo a sus asesores la noche del viernes que había cambiado de opinión. Los funcionarios dijeron que Obama pasó la semana debatiéndose sobre el papel del Congreso y tomó la decisión el viernes, después de una larga discusión con su jefe de gabinete, Denis McDonough.

“Estamos preparados para atacar cuando decidamos”, advirtió Obama, cuyo Gobierno ha dado por probado que el régimen del presidente Al Asad fue el responsable del ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco y busca castigarlo por esa acción.

Obama llevaría a cabo una "acción militar" contra Siria

El mandatario se declaró dispuesto a dar la “orden” de atacar y sostuvo que la operación militar puede producirse cuando EE.UU. lo quiera, en un día o en un mes, porque sus Fuerzas Armadas están listas con un despliegue de varios destructores en la región.

Pero también “soy consciente de que soy el presidente de la democracia constitucional más antigua del mundo”, indicó.

Por ello, “aunque creo que tengo la autoridad para llevar a cabo esta acción militar sin una autorización específica del Congreso, sé que el país será más fuerte si tomamos esa medida y nuestras acciones serán incluso más eficaces”, agregó después Obama.

Así, el objetivo de Obama es que el ataque contra Siria tenga mayor legitimidad y el mayor apoyo doméstico posible. Pero también asume un riesgo político, teniendo en cuenta la polarización actual en el Congreso y que la Cámara baja está controlada por los republicanos.

Lo que no dejó claro es si llevará a cabo la acción militar contra Siria, incluso si el Congreso no la autoriza.

“Somos Estados Unidos y no podemos y no debemos cerrar los ojos a lo que ocurrió en Damasco”, subrayó contundente Obama en referencia al ataque con armas químicas, que denominó el “peor” del siglo XXI y un “asalto a la dignidad humana”.

Obama no quiere repetición de Irak en Siria

También lanzó una pregunta al Congreso y a la comunidad internacional: “¿Qué mensaje vamos a enviar si un dictador puede atacar con gas hasta la muerte a centenares de niños a plena luz y sin pagar ningún precio?”.

Asimismo, Obama afirmó que se siente “cómodo” con su decisión de atacar Siria pese a no contar con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, que a su juicio ha estado hasta ahora “completamente paralizado” y “poco dispuesto” a que Al Asad responda por sus crímenes.

Obama reiteró que la acción militar en Siria estará diseñada para ser “limitada en duración y alcance”, y en ningún caso implicará el envío de tropas.

“Sé muy bien que estamos cansados de la guerra”, admitió al dirigirse al pueblo estadounidense y recordar la guerra de Irak, recién finalizada, así como el conflicto todavía abierto en Afganistán.

"Las víctimas eran como muertos andantes"

Al congreso en una semana

La mayoría de los líderes del Congreso, incluidos los republicanos, acogieron con satisfacción la decisión de Obama de buscar el aval legislativo.

“Según la Constitución, la responsabilidad de declarar la guerra reside en el Congreso. Nos complace que el presidente esté buscando autorización para cualquier acción militar en Siria”, dije un comunicado suscrito, entre otros, por el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Tras consultar con el presidente, “esperamos que la Cámara de Representantes considere una medida en la semana del 9 de septiembre”, indicó ese comunicado.

El Congreso está de receso veraniego y su vuelta al trabajo está prevista precisamente para el 9 de septiembre. No obstante, no se descarta que el Senado sea convocado esta semana para comenzar a debatir la intervención militar en Siria.

PRovoca manifestaciones

Antes de hacer pública su decisión, Obama se la reveló por teléfono a su homólogo francés, Franois Hollande, y le agradeció su “compromiso” contra el uso de las armas químicas, según la Casa Blanca.

Francia se ha mantenido en los últimos días casi como el único aliado firme de EE.UU., tras el rechazo en el Parlamento británico a la participación del Reino Unido en una intervención militar en Siria.

Los dos mandatarios acordaron que la comunidad internacional debe enviar un “mensaje firme” al régimen del presidente sirio por el supuesto uso de armas químicas, de acuerdo con un comunicado emitido por la Casa Blanca.

En el Reino Unido, el anuncio de Obama provocó la manifestación de más de mil personas que están en contra de un posible ataque a Siria y que aplaudieron la decisión del Parlamento británico de vetar la intervención militar del Reino Unido en ese país, según los medios británicos.

La protesta, organizada por la asociación “Stop the War”, tuvo lugar en la céntrica plaza Trafalgar de Londres, donde se exhibieron carteles con lemas como “No a un ataque a Siria” o “Fuera de Siria”, junto a banderas sirias.

En Estados Unidos, el anuncio también provocó manifestaciones a favor y en contra en Houston, Texas, y en Nueva York.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: